CBD, abreviatura de cannabidiol, es la cepa de compuestos químicos del cannabis que puede derivarse del cáñamo o de la planta de cannabis, este tipo de compuesto como industria está creciendo y se prevé que el mercado continúe con su tendencia al alza, a pesar de que muchos otros mercados estén reduciendo sus ventas debido a la pandemia.

CBD incluido en otras industrias

A pesar de los desafíos recientes debido a la pandemia de Coronavirus, el aceite de CBD y otros productos derivados de él han ganado popularidad. Muchas empresas registradas como productoras de aceites de CBD y variaciones de dicho compuesto de cannabis reflejan un aumento de la demanda en 2020.

Si bien muchas industrias se han visto muy afectadas en 2020, cada vez más personas están descubriendo el aceite de CBD como un suplemento eficaz para manejar el estrés y reducir la ansiedad, no solo para ellos mismos, sino también para sus mascotas.

Entre los porcentajes de ventas, esta industria podría estar incrementando un 20% de producción, debido a la demanda de este año, ya que entre otros sectores, este compuesto se ha agregado a áreas de farmacología, cosmética y psicología, además de su experimental inmersión en el cuidado de mascotas.

En el último escenario, las razones de esto pueden deberse a que los dueños de mascotas pasan más tiempo con sus mascotas debido a la pandemia y notan más sus necesidades. Además, muchos dueños de perros pueden llevar a sus mascotas a más paseos, lo que a su vez puede provocar dolor en los músculos.

Ante la crisis de la economía mundial de 2020

Una de las ventajas que ha tenido de su lado este compuesto del cannabis es que como tal, se han realizado numerosos estudios que comprueba su participación en la reducción con éxito de la ansiedad inducida por el estrés en adultos y mascotas.

Aunque estos estudios no sean concluyentes, muchos profesionales y pacientes han afirmado que también se ha vuelto un aliado ante la depresión y los problemas de salud mental en general. Además, donde los tratamientos típicos para este tipo de enfermedades mentales a menudo involucran benzodiacepinas adictivas u otras drogas con una variedad de efectos secundarios (que incluyen somnolencia, dolor de cabeza, disfunción sexual e insomnio), el aceite de CBD es una alternativa natural.

Otro sector económico que ha incluido este compuesto como ingrediente principal de sus productos y variaciones es el sector cosmetológico, curiosamente, la cantidad de ítems que muchos laboratorios cosmetológicos han lanzado en su repertorio han aumentado y estos, van desde labiales, bálsamos, protectores solares y demás.

La crisis económica mundial de 2020 producto de muchos cierres de empresas debido a las medidas aplicadas para la prevención de la propagación del novel coronavirus ha remarcado el crecimiento económico de este tipo de compuestos, aunque las ventas de marihuana legal no han aumentado, se ha evidenciado que el CBD, por su propiedad no psicotrópica, ha aumentado en mayor popularidad en los últimos ocho meses.

Posible crecimiento continuo

Muchos expertos del mercado aseguran que algunas de las posibles razones del crecimiento continuo en el mercado de CBD incluyen la creciente frecuencia de problemas psicológicos debido a la pandemia, un mayor número de productos de CBD que se producen y las circunstancias en expansión del cuidado personal individual.

Adicional a esto, en muchos países se encuentra progresando la legalización del cultivo de cannabis y la mayoría de los que descubren los beneficios del CBD se convierten en consumidores recurrentes.

En general, 2020 es un año histórico para el aceite de CBD y el mercado de CBD, de hecho, se cree que a medida que se difunda más información y los beneficios del mismo, el mercado también seguirá creciendo para satisfacer la demanda, lo que asegura un futuro prometedor, visita Cibdol para conocer más sobre qué es la biodisponibilidad del CBD.