A consecuencia de la pandemia por COVID-19, enfrenta el sector de la construcción una de las peores crisis, al frenarse proyectos de obra pública y privada que han detonado la pérdida de hasta 5 mil empleos en el último año, esto de acuerdo a lo declarado por el presidente del Colegio de Ingenieros Civiles, Filemón Medina Silva.

El representante de los ingenieros civiles en la entidad, precisó que la eventualidad sanitaria, ha sido devastadora para el sector de la construcción y todos los referentes, luego de que la crisis económica en consecuencia ha resultado afectada. Lo anterior, ha causado que hasta el 30% de las empresas del sector de la construcción, ya sean grandes o pequeños empresarios, hayan tenido que desaparecer, ante la falta de proyectos de obra de manera regular tanto de parte de los gobiernos y particulares. Otro de los aspectos en los que han resultado afectados, han sido en los incrementos graduales registrados en los materiales de la construcción, reflejados desde el semestre pasado. Aún así, Medina Silva precisó que en la mayoría de los casos, los ingenieros civiles que representa, han realizado un esfuerzo para ser solidarios con los contratistas y evitar encarecer sus servicios, lo cual, comentó, sería catastrófico en estos momentos de poco trabajo.

“El área de la construcción se detuvo prácticamente, no solamente con poca obra pública, sino también privada. Sería importante que todos los empresarios fuéramos solidarios de aquí y hasta que termine la pandemia, sólo así podríamos salir adelante”, expresó.