El consumo local y la economía familiar están gravemente impactados al disminuir en 50% el pago de nómina de más de 50 mil empleos en suspenso del sector automotriz, advirtió el gobernador Martín Orozco.
Detalló que la nómina de ese segmento de trabajadores asciende a 2 mil 500 millones de pesos en jornadas y salarios normales, por lo que al reducirse a la mitad el circulante decayó y la economía estatal lo está resintiendo.
Durante la videoconferencia sobre “Reactivación económica después de la pandemia”, sustentada para el ciclo organizado por la Universidad Tecnológica El Retoño, el mandatario estatal sostuvo que bajo esa circunstancia la reapertura de la economía en el país es crucial.
“Lo es también la declaración de actividad esencial para la industria automotriz, lo cual se espera ocurra el próximo 17 de mayo, para lo cual se realizan las gestiones pertinentes”, aseguró.
En ese sentido, indicó que la cadena de suministros del sector urge ser actividad esencial, pues el mercado mundial así lo está exigiendo.
Finalmente, Orozco Sandoval recordó que el sector automotriz para el estado representa más de 50 mil empleos, entre las plantas armadoras y las empresas proveedoras.