Confía la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) delegación Aguascalientes, en que el sector automotriz no se vea afectado por la renegociación del Tratado de Libre Comercio. Su presidente, Salvador González Palomera, estableció que las armadoras establecidas en México son las mismas que están en Estados Unidos, por lo que manifestó su optimismo en que no haya cambios sustanciales para esta industria.

“La realidad es que cualquier planta que está aquí en México es por conveniencia de ellos mismos. No es porque nos estén haciendo ningún favor. Ellos están viendo sus intereses y si están en México es porque les conviene”.

González Palomera confió en que el Tratado de Libre Comercio, cuya renegociación está en marcha, va a ser bien cuidado en lo referente al sector automotriz.

“En cuanto al TLC yo pienso que se va a hacer una buena renegociación, no es un factor a preocupar. No creo que pudiera verse afectado el sector automotriz, no creemos que ello afecte ni a la fuerza laboral. Por cuestiones políticas no creo que se vea amenazada”.

El presidente de la AMDA Aguascalientes consideró que el factor que más preocupa actualmente a la industria automotriz, es el bajo consumo que registra Estados Unidos, lo cual, dijo, eso sí tiene una repercusión directa en la economía mexicana, sobre todo en cuanto a las exportaciones.

“Más que el TLC creo que lo que puede tener un efecto, es la cuestión de mercado en Estados Unidos, si baja su consumo, eso sí nos pega directamente a nosotros, ese factor es el primordial”.

González Palomera indicó que el último reporte de ventas de autos nuevos en la Unión Americana, al igual que en México, en los últimos meses del presente año registró un decremento, lo cual puede afectar a la industria manufacturera en el país con una desaceleración, si el decrecimiento de las ventas en Estados Unidos continúa.

“Hay una incertidumbre generalizada que ha metido mucho ruido al mercado y puede ser parte de los efectos que pueda tener la economía en Estados Unidos; considero que no es bueno para nadie meter ruido a sus propias economías, pero hoy lo ha metido seriamente con sus políticas Donald Trump. No sabemos los resultados que se vayan a tener al final, lo que vaya a suceder”.