La aplicación de un arancel del 5% a todas las exportaciones mexicanas que van a Estados Unidos, sería un golpe letal a la industria automotriz aguascalentense, que va a encarecer bastante los costos de producción, pegaría a la utilidad de un producto o servicio y golpearía a la producción y al empleo del sector, alertó el secretario general del Sindicato de Trabajadores del Sector Automotriz, Rogelio Padilla de León.

Apuntó que esta medida anunciada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es una amenaza fuerte que pone nerviosos y a temblar a todos, sobre todo en un año 2019 que ha sido complicado para el sector automotriz, donde el Sindicato lo que menos quiere es que se pierdan fuentes de empleo, sino al contrario, que se generen más espacios y oportunidades.

“Ese señor es muy impulsivo y hay decisiones que las toma con el hígado, esperemos que recapacite, porque a ambas naciones no nos conviene llevar a cabo esta política económica que quiere y lo que más deseamos es que pueda haber una reflexión”.

Entrevistado por El Heraldo, estableció que el ramo automotriz ha tenido la ventaja de que, la mayoría de los vehículos están libres de arancel, pero la aplicación de un 5% es mucho, tomando en cuenta que muchas empresas hoy en día generan una utilidad del 8 o del 9%, misma que puede perderse por diversas variables.

Recordó que todas las empresas del ramo automotriz en México centran sus ventas en los Estados Unidos, por lo que con esta medida, ya no va a ser atractivo estar exportando vehículos al vecino país del norte. “Ojalá y esto no se concrete porque sí sería un terrible revés para la economía de México. Esperemos que haya una reacción del Gobierno de Estados Unidos, que también haya elementos y argumentos por parte del Gobierno de México para lograr que ese arancel no sea aplicable”, finalizó.