Necesario que México voltee hacia otros mercados para la exportación de vehículos ante la posibilidad de que el país incumpla con la cláusula del T-MEC que lo obliga a pagar 16 dólares la hora a los trabajadores de dicha industria, así lo estableció el asesor financiero Gerardo Sánchez Herrera.
El especialista comentó que tan sólo el año pasado el 80% de los vehículos que México exportó se fueron hacia Estados Unidos, su principal socio comercial con 2 millones 135 mil autos, en segundo lugar se ubica Canadá con 167 mil, y en tercer sitio queda Alemania con 159 mil 500 autos, por lo que la diferencia entre éstos últimos es tan sólo de un 5%, mientras que a Italia se le vendieron 12 mil 500 unidades.
Afirmó que la cláusula del T-MEC que obliga a México a homologar salarios es probable que el país la incumpla, y habría dos escenarios: que al país le den una prórroga de 2 o 3 años más para seguir exportando autos a Norteamérica o bien la posibilidad de voltear a ver hacia otros mercados sobre todo el europeo. “Fjarnos en Alemania, Italia y Francia, así como a Sudamérica, sobre todo Brasil y Argentina porque para México va a ser imposible cumplir con esa cláusula”.
Enfatizó que a México le dejaron ciertas cláusulas que podrán ser difíciles de cumplir, sobre todo en la parte automotriz ante el hecho de que el 75% de los componentes en autos que se ensamblen en el país deben ser de la región, por lo que todavía se está a tiempo para que las grandes armadoras instaladas aquí empiecen a fabricar más suministros o bien comprarlos a sus socios de Canadá y Estados Unidos, “pero México tiene ciertas barreras en el T-MEC que quiza no podrá cumplir, entonces antes de que bajen las exportaciones o el país se haga acreedor a ciertas penalidades, mejor empezar a voltear a ver hacia otros mercados”.