Fotos: Serial Taurino

Las novilladas han marcado su presencia en Aguascalientes desde hace varias semanas, ofreciendo una temporada llena de emociones destacadas, gracias a la participación de matadores de alta calidad. Este sábado, en el primer día completo de la Feria Nacional de San Marcos, se llevó a cabo una novillada en la Plaza San Marcos, que atrajo a numerosos aficionados taurinos, gracias a la gran convocatoria en la tierra de la gente buena.
Los protagonistas de la noche fueron Bruno Aloi, Marco Pérez y César Fernández, quienes brindaron una tarde taurina memorable, con algunos de los mejores momentos de las novilladas de este año. Bruno Aloi demostró su calidad taurina al enfrentarse a Piquitos, a quien le realizó una faena elegante por ambos lados. A pesar de estar cerca del trofeo, un fallo con el acero lo relegó a una fuerte salida al tercio. En su segundo turno, la historia fue similar, dejando claro su talento, pero sin conseguir llevarse un trofeo, aunque recibió aplausos del público.
Marco Pérez, por su parte, mostró valentía en su primera faena de la tarde, que lo ha posicionado como uno de los matadores más seguidos recientemente. A pesar de una estocada certera a Luisao, solo consiguió dar una vuelta al ruedo tras serle negada la petición de la oreja. En su segundo toro, repitió los momentos destacados, recibiendo una ovación intensa de la afición aguascalentense, que reconoció su esfuerzo.
César Fernández fue el gran triunfador de la noche, aprovechando la oportunidad de brillar en su tierra. Con su primer toro de la tarde, Fernández realizó una faena completa, destacando por sus series por el lado izquierdo. Aunque falló en la estocada, tuvo su revancha con el cuarto toro de la tarde, al cual manejó con gran temple y entrega. La faena culminó con el indulto al novillo «Choche» de las Huertas, que fue aplaudido junto con Fernández.
Esta impresionante tarde consolidó a Fernández como el gran triunfador de las Novilladas de la Feria Nacional de San Marcos, saliendo a hombros de la plaza y recibiendo el reconocimiento unánime del público.