El Ayuntamiento de Aguascalientes actúa con una actitud doble, por una parte promueve el alcoholismo a través de una batería de antros en pleno corazón de la ciudad y en una avenida de la zona dorada, y por si fuera poco autoriza que los antros que operen en la próxima Feria de San Marcos pueden cerrar a las 5 de la madrugada, pero al mismo tiempo lleva a cabo campañas para desalentar el consumo de bebidas embriagantes.

Es normal que cada año el área ferial se convierta en un lugar donde hay quienes actúan con cierto libertinaje, empezando por los sitios en que se expende toda clase de líquidos espirituosos, que abren desde temprana hora, algunos a las 10 y otros a las 12 horas y así se irán hasta las 5 del día siguiente, que es una invitación para pescar la fiesta hasta que el cuerpo aguante.

De acuerdo con lo manifestado por el director de Reglamentos, David Ángeles Castañeda, se autorizó la ampliación de horario, por lo que lunes, martes y miércoles, que son los días “flojos”, cerrarán a las 3 horas, en tanto jueves, viernes, sábado y domingo a las 5, para ello designará un grupo de 120 verificadores quienes vigilarán que los empresarios se ciñan a las normas establecidas por la autoridad municipal y que además no vendan este tipo de bebidas a menores de edad, lo que por cierto se cataloga como una falta grave por lo que habrá multas que oscilan entre los 40 mil y 180 mil pesos.

Tratando de evadir cualquier responsabilidad moral porque haya menores consumiendo en alguno de esos lugares, el funcionario dijo que “es un tanto difícil estar detrás de cada establecimiento y estar vigilando quién vende y quién no, en cada Feria hay muchos menores que consumen y eso ya es tema de educación de parte de la familia y de los permisos que les den”, lo que según su punto de vista se puede evitar si los padres de familia están pendientes de lo que hacen sus hijos.

Durante la más reciente Feria, la de 2019 y que luego vendría una suspensión en los dos años siguientes, la Dirección de Reglamentos clausuró un negocio en la zona de Expoplaza, al detectarse la participación de menores dentro de las instalaciones, asimismo fueron sancionados seis negocios en la zona de antros por funcionar fuera del horario permitido, que era a las 3 de la mañana entre semana y a las 4 los fines de semana, comprobándose que algunos llegaron a cerrar una o dos horas más tarde. También se sancionó a negocios que estaban en calles aledañas y que no tenían ningún permiso por lo que se impusieron multas entre 2 mil y 40 mil pesos.

Al mismo tiempo que Reglamentos actúa con blandura cuando se trata de autorizar la ampliación de horario, porque esto representa una entrada extra, a la vez impone la dureza cuando sorprende que un negocio falta al ordenamiento, mismo que la propia autoridad crea, impone y persigue.

De manera paralela el propio Gobierno de la ciudad lleva a cabo programas en contra del alcoholismo, con los que asegura pretende desalentar esta situación, la cual es motivo cada año que sucedan accidentes vehiculares, que además de las pérdidas materiales llegan a cobrar vidas humanas o deja por largo tiempo secuelas en los heridos. Con ello -puede conjeturarse-, se dan golpes pecho, pero la realidad es muy distinta ya que desde el momento que otorgan mayor tiempo de servicio en bares, antros y cantinas, alientan el consumo y como es de esperarse, ocurren los percances y que para el Municipio es oro puro al obtener ganancias por distintas fuentes.

EL MEOLLO

Por más vueltas que le dan los teóricos siempre llegan al mismo punto: la insuficiencia de agua para consumo humano está en el campo, que utiliza el 80% de la que se extra en el Valle de Aguascalientes, por lo que la propuesta es que al medio rural vaya agua reutilizada y es una única salida que hay pero por alguna razón se niegan a aplicarla.

Desde hace casi medio siglo se viene comentando este desequilibrio entre la extracción y destino y por regla general el gobernador en turno y los presidentes municipales plantean soluciones que luego, por alguna causa no se lleva a cabo, por lo que se ha llegado al límite, que se aplica una medida efectiva o en algún momento les va a explotar el cohete.

La ciudad de Aguascalientes no para de crecer, lo que significa que al haber nuevos fraccionamientos hay mayor número de familias, quienes demandan la dotación correspondiente del vital elemento y si actualmente la concesionaria tiene fuertes problemas para cumplir quien sabe cómo le vayan a hacer en un plazo de cinco años, aunque podría recurrirse a tandeos programados, que en Monterrey no tuvo el efecto deseado y hoy está en una situación apremiante.

En la pasada conmemoración del Día Mundial del Agua, el secretario estatal de Desarrollo Económico (Sedec), Manuel Alejandro González Martínez, expresó la importancia de recabar ideas y orientación para resolver este agudo problema. Dijo que cada año se extrae un promedio de 630 millones de metros cúbicos y se tiene una recarga natural de 350 millones, por lo que hay una sobreexplotación del manto acuífero, obligando a perforar a mayor profundidad, lo que puede haber el riesgo de llegar a aguas contaminadas. Lo que en otros tiempos se hacía a una profundidad de 80 o 100 metros actualmente llega a 500 y 600 metros, que obliga a una inversión mayor para lograr este cometido.

El titular de la Sedec fue directo: “No queremos llegar al día cero en Aguascalientes, donde la ciudad se llegue a quedar sin agua potable y tampoco se quiere llegar a recortes forzados en el suministro, por lo que se debe presionar a todos para que se instrumenten políticas públicas”.

Explicó que en la distribución del elemento el 80% va a la agricultura, el 16% es para consumo humano y el 4% para uso industrial. La única vía que hay es reducir ese 80% que va al campo, además de aplicar estrategias para mejorar el uso del agua en el medio urbano para que todas las colonias la reciban sin déficit, para ello “hay que trabajar fuerte y acabar con las fugas, así como crear conciencia en los usuarios para dejar de derrocharla y usen sólo la necesaria”.

Dentro de las medidas que deben adoptarse está que la ciudad capital tendrá, en 2023, la conclusión de la concesión, por lo que se está abierto para escuchar a los expertos que permita tomar la mejor decisión, que vaya acompañada de la modernización del servicio. Al mismo tiempo se debe atender al renglón industrial, que requiere de agua para instalarse y operar de manera óptima, lo que podría haber solución en la instalación de plantas tratadoras en los parques industriales y así pueda reutilizarse en varias ocasiones.

En tanto, José Luis Luege Tamargo, ex director de la Comisión Nacional del Agua durante el sexenio 2006-2012, dijo que si Aguascalientes no hace algo para eficientar el uso del agua tendrá serios problemas a corto plazo. “Si no nos concentramos en un uso adecuado y en la eficiencia, vamos a tener un problema muy serio, máxime que la ciudad depende de su acuífero de aguas subterráneas y todos sabemos que tiene un abatimiento muy serio, anualmente baja de uno a medio metro de su nivel estático por año”, puntualizó.

Por lo descrito, Aguascalientes tiene un problema grave, por lo que debe tomar una decisión a muy corto plazo, en la que, principalmente, participen conocedores del tema, dejando fuera a los políticos, para que sean sólo voces técnicas las que se escuchen. Hay que hacerlo antes de que suceda lo que en otras partes del país y del mundo.

DEBE PARTICIPARSE: IC

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) recomienda a los católicos que participen en la revocación de mandato. Mediante un referéndum sobre su postura en este tema, que se llevará a cabo el 10 de abril, la Iglesia católica señala que es una responsabilidad nacional: “Los obispos mexicanos los invitamos a discernir en ambiente de oración, delante de Dios, para que cada uno decida. Es por eso por lo que, en cada proceso electoral para elegir a nuestros gobernantes, los obispos de México siempre hemos exhortado a los católicos a expresar su voto acudiendo a las urnas, como un derecho-deber ciudadano y en coherencia con nuestra fe”.

¡Participa con tu opinión!