Recientes estudios señalan que por la nariz y la garganta es por donde entra el virus del SARS-CoV-2 y de la primera respuesta que se tenga, dependerá de qué tan grave podría enfermar una persona, destacó el médico infectólogo Francisco Márquez Díaz.
Señaló que un reciente estudio del Hospital Infantil de Boston, el Instituto Tecnológico de Massachussets y la Universidad de Mississippi, señala que la nariz y la garganta son las primeras en recibir el virus y son las que tienen el contacto directo con el COVID, por lo que de la respuesta de este “campo de batalla” depende de qué tan grave se pueda desarrollar la enfermedad.
El especialista indicó que todos los seres humanos podemos tener una mayor afinidad con algunos agentes infectantes y obviamente esto está determinado por las características de nuestras células. “Habrá seres humanos que en las mucosas de su nariz y su garganta, el tipo de células podrían tener un mayor número de receptores afines a los que utiliza el virus del COVID, podría ser, que se fije con más facilidad”.
Estableció que el sitio de anclaje inicial del virus del SARS-CoV-2 es justamente por las vías respiratorias y ahí empieza la replicación viral, de tal manera que cuando deglutimos nuestras secreciones o respiramos el virus es cuando éste tiene acceso a las partes bajas o va descendiendo a las vías respiratorias inferiores.
Márquez Díaz ejemplificó que lo mismo ocurre con las infecciones de las vías urinarias donde sobre todo las mujeres van a tender a desarrollar más fácilmente esta enfermedad, debido a que las características de la mucosa de la vejiga van a permitir que la bacteria E coli se adhiera con más facilidad y desarrolle esta afección.
Por lo anterior, dijo que se vuelve importante e indispensable el uso del cubrebocas para evitar tener el contacto del COVID a través de la nariz y la garganta, ya que podría ser incluso selectivo o característico de algunos seres humanos que van a tener más facilidad de desarrollar una enfermedad más activa que otros.