El gobernador Martín Orozco Sandoval advirtió que el comportamiento de la pandemia es impredecible, por lo que aunque la Secretaría de Salud Federal haya colocado a Aguascalientes en Semáforo Epidemiológico Amarillo, no debemos confiarnos ni bajar la guardia.

Agradeció la colaboración de toda la sociedad y en especial al personal de salud en la reducción de contagios, el número de hospitalizados y los fallecimientos.

Ponderó el compromiso del sector empresarial que colaboró con el cierre de negocios en la última quincena de noviembre, lo que permitió un importante descenso en los contagios de COVID.

“Aunque esta noticia es positiva, ya que ofrece un mejor panorama para la actividad económica, no debemos reducir la intensidad de las medidas de prevención, ya que la pandemia sigue latente y está en nuestras manos evitar un nuevo repunte y con ello, mantener las actividades económicas en funcionamiento”, comentó.

En cuanto al Indicador Estatal Covid (IEC) que detalla el comportamiento epidemiológico en cada uno de los municipios, permite definir las restricciones de movilidad social, los aforos y horarios permitidos; se mantendrá vigente para garantizar la estabilidad y el comportamiento de la enfermedad.

Dentro de dos semanas se realizará otro análisis para evaluar las condiciones del estado y en caso de ser pertinente, retomar algunas actividades inclusive del sector educativo.