Con la prevalencia del semáforo epidemiológico en color amarillo a causa del COVID-19, el director de Mercados, Áreas Comerciales y Estacionamientos, Israel Díaz García, hizo un llamado a los comerciantes que operan en tianguis para que mantengan los protocolos sanitarios, porque, difícilmente, se podrá aplicar un control de aforos a un 70%, como sucede en establecimientos cerrados.

Si bien señaló que en los mercados municipales sí se pueden aplicar estas medidas de regulación de acceso de los ciudadanos, ahí la capacidad se ubica entre un 60 y 70%; además, debe reconocerse que un menor número de clientes ha estado acudiendo a estos lugares.

En este momento funcionan todos los tianguis, sean o no de tipo navideño, y por esa razón se necesita la colaboración de todos para cumplir con las sugerencias de la autoridad de salud estatal y federal a fin de que haya agua, jabón y gel antibacterial para facilitar el aseo de las manos de modo frecuente y evitar contagios mientras se circula por estos espacios de compra-venta.

La recomendación es usar el cubrebocas mientras los ciudadanos acuden a un espacio público, sea un tianguis, un mercado o a la zona Centro. Aquellas personas que no requieren acudir a estos lugares, es mejor permanecer en sus hogares para no generar aglomeraciones innecesarias y, en caso de que sí necesiten acudir, entonces hacerlo de la manera más rápida posible.

Agregó que, entre los tianguis navideños y la zona Centro, se refrendó a 1,800 comerciantes. Tan sólo en la Purísima, trabajan hasta el próximo 28 de diciembre más de mil tianguistas; en el resto de ellos, se encuentran los demás comerciantes y, en el primer cuadro citadino, está un grupo de 80 personas que, adicionalmente, se sumaron respecto a la gente que tiene permiso de modo anual.

Finalmente, mencionó que el 90% de estos tianguistas y comerciantes estarán trabajando hasta el próximo 25 de diciembre, toda vez muy pocas personas podrán hacerlo hasta el 31 de diciembre de este año.

¡Participa con tu opinión!