Alejandro León 
Agencia Reforma

CDMX.-Además de reprobable, el posible fraude con la cremación de animales de compañía -que en realidad eran tirados en un terreno- representa un problema de salud pública, aseguró Arturo Berlanga, director de AnimaNaturalis México.

REFORMA publicó ayer que, tras el hallazgo de 221 perros, 46 gatos, 4 conejos y un cuyo muertos en un paraje del Ejido de Santiago Tepatlaxco, en Naucalpan, autoridades ministeriales tienen como principal línea que se trató de un timo a los dueños, a quienes les ofrecieron un servicio que nunca se realizó.

Berlanga explicó que es común que existan intermediarios que ofrecen las incineraciones y que, lamentablemente, a veces las clínicas veterinarias no constatan que se cumplan.

«Muchas de las ocasiones (…) son intermediarios, las empresas que ofrecen los servicios de cremación de animales, muchas ocasiones, no es que ellos mismos incineren estos animales, sino que tercerizan con otras empresas que se dedican a la incineración, digamos, en general.

«Que yo tenga conocimiento, son muy contadas las empresas que tienen los hornos crematorios para animales y que ofrecen este servicio», declaró Berlanga.

Planteó que tanto las autoridades del Estado de México, donde se realizó el hallazgo, como las de la Ciudad de México, donde se atendió a los animales antes de morir, deberían contar con un registro de las empresas o clínicas que ofrecen el servicio de cremación de animales, pues es información que no existe actualmente.

Ayer, autoridades mexiquenses explicaron que los cuerpos fueron abandonados al interior de bolsas, varias de ellas de croquetas.

Algunas tenían etiquetas con los datos de los dueños, por lo que fue posible contactarlos. Dicha información fue colocada por la clínica donde se atendió por última vez a las mascota y desde donde una empresa funeraria distinta se llevó los restos supuestamente a los crematorios.

Personal ministerial se comunicó con los propietarios para preguntarles si se trataba de extravíos, sin embargo, contestaron que previamente habían contratado el servicio de cremación.

¡Participa con tu opinión!