Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La presidenta de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri, condenó la posibilidad de que el Tri Femenil pague la sanción de la FIFA de jugar dos partidos oficiales a puerta cerrada, como consecuencia del grito homófobo de la afición.
“Sería inadmisible el uso de esta medida discriminatoria y misógina por parte de la FMF”, publicó en su cuenta de Twitter.
REFORMA publicó ayer que la FMF solicitó a la FIFA una aclaración para saber si la sanción era exclusiva del Tri Varonil o si en la ecuación también entraría la Femenil, lo que causó una ola de indignación que derivó en el hashtag #FMFMachista.
“Tendríamos que defender mucho más al futbol femenil de esta clase de situaciones, como para todavía cargar con las que se cometen en el futbol varonil”, dijo Roberto Pérez Loarca, DT de Cruz Azul Femenil.
La Federación Mexicana de Futbol informó que no tiene injerencia ante la FIFA para elegir los partidos en los cuales se aplicará la sanción y rechazó que busque afectar al Tricolor femenil.