El retroceso de la entidad dentro del semáforo epidemiológico por COVID-19 en Aguascalientes, el cual se encuentra en fase naranja a consecuencia de la alta incidencia de casos positivos y fallecimientos incrementados a lo largo de los últimos días, obedece a que una gran parte de la sociedad ha relajado las medidas sanitarias. Por ello, es necesario el retomar las acciones de precaución ahora que se aproxima el regreso a clases y que están en puerta eventos turísticos importantes.
Así lo externó el presidente de la Coparmex en la entidad, Juan Manuel Ávila, quien lamentó que a casi año y medio del inicio de la pandemia, existan personas que no aplican las recomendaciones de sanidad correspondientes. Esto, aunado a que otros sectores de la población ha relajado la guardia, ha propiciado un incremento preocupante en casos positivos y víctimas morales.
El representante de los patrones invitó a las personas a tomar mayor conciencia y seguir adoptando las indicaciones del sector salud y agregó que el hecho de que una gran parte de la población cuente con una o hasta las dos dosis contra el COVID-19, no significa que el uso de cubrebocas, la sana distancia y el lavado de manos constante, entre otras más, pasen desapercibidas.

“Es lamentable que ya vemos más frecuente a gente que no usa el cubrebocas. Van como si nada pasara y eso obviamente es todo un riego…”
Juan Manuel Ávila, Coparmex