Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO .-El PRD advirtió que con la reforma eléctrica propuesta por el Gobierno federal se dejarán de producir energías, lo que provocará apagones y las indemnizaciones estarán a cargo de los ciudadanos.

Ayer, el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, advirtió que no se responsabilizará de las compensaciones que implica la cancelación de contratos con la iniciativa privada del sector energético.

«Cancelar esos contratos con la iniciativa privada sí se tendrán que pagar indemnizaciones que le costarán a la gente. Además de que se dejará de producir energía y se provocarán apagones que afectarán a la población y a la producción, lo que es una muestra más que la prioridad no es el bienestar de las familias mexicanas, sino intereses y caprichos de pandilla cercana al Presidente de la República», dijo el líder nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano.

«El PRD no quitará el dedo del renglón, no vamos a acompañar una reforma energética retrógrada que no tenga beneficio para las y los mexicanos», añadió.

De aprobarse esa reforma, Bartlett adelantó que los permisos del empresariado dedicado a la producción de energía serán cancelados y no existirán indemnizaciones.

«Ni el director de la CFE ni el Gobierno Federal tienen la menor idea de las implicaciones de su reforma energética, ni el impacto que tendría para el País. Impacta directamente en el consumidor, en la ciudadanía, no se apuesta por energías renovables», expuso Zambrano.

Afirmó que la coalición legislativa Va por México frenará el avance de esa iniciativa.

El dirigente del Sol Azteca dijo que existe una intención del Gobierno federal de monopolizar la producción y abasto de energía en una paraestatal obsoleta.

«La operación de la CFE representa a los funcionarios que la encabezan: no está dispuesta a la renovación y toma decisiones como si fueran caprichos», destacó..

En este sentido, Zambrano reiteró que el Grupo Parlamentario del PRD hará frente a los caprichos gubernamentales con argumentos sólidos y basados en la legalidad.

«Nuestro proyecto político y el actuar legislativo de nuestra bancada no es improvisado ni mucho menos basado en lo que cree un solo hombre, contrario a lo que ocurre con el Gobierno de Morena. Estamos seguros de que frenaremos esta iniciativa que sólo busca hegemonía política a costa del bienestar de las y los mexicanos», subrayó.