Staff
Agencia Reforma

SALINA CRUZ, Oaxaca.- Una segunda autopsia practicada al cuerpo de Abigail Hay Urrutia, quien fue encontrada muerta en los separos municipales de Salina Cruz, determinó que la joven falleció por asfixia por ahorcamiento, tal como lo reveló el primer procedimiento que fue cuestionado por sus familiares, informó ayer la Fiscalía de Oaxaca.
«Los resultados coinciden con la primera autosia y revelan que se trató de asfixia por ahorcamiento. La Fiscalía se compromete a continuar con las investigaciones para determinar si existe responsabilidad por comisión u omisión de quienes estarían involucrados», reportó en un comunicado.
«Este segundo procedimiento corrió a cargo de especialistas forenses ajenos a la Fiscalía de Oaxaca, actos de investigación en los que estuvieron presentes el Director del Instituto de Servicios Periciales, así como representantes de varias instituciones (…) y especialistas médicos sugeridos por la víctima».
Detalló que en la autopsia practicada ayer los resultados preliminares generaron coincidencias con el primer peritaje médico forense realizado por personal del Instituto de Servicios Periciales de la Fiscalía estatal el 20 de agosto de 2022, que sugiere que se trata de asfixia por ahorcamiento.
La segunda autopsia fue solicitada por la familia de la víctima, que acusó que en los separos no existían las condiciones para que la joven pudiera atentar contra su vida.
El Alcalde de Salina Cruz, Daniel Méndez Sosa, informó que separó del cargo a Joel Alberto Luis Velásquez, quien fungía como juez cívico calificador.
Abigail fue detenida el pasado 19 de agosto y en un video de su arresto se observó a la joven resistirse, mientras los policías la suben cargando a la patrulla, siendo esta la última vez que se le vio con vida.
Habitantes de Salina Cruz se manifestaron ayer frente a las instalaciones en este puerto de la Fiscalía estatal para exigir justicia por la muerte de Abigail.

CON INFORMACIÓN DE NAYRA RIVERA