Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Por intentar sobornar a autoridades de justicia que investigaban la desaparición de su novia, el militar Kevin “N”, de 25 años de edad, fue detenido.

El piloto en la Fuerza Aérea Mexicana, asignado a la Base Militar Santa Lucía, es el principal sospechoso de la desaparición de Yunitci “N”, de 21 años, también empleada adscrita a la Sedena.

Ella estaba embarazada y no se conoce su paradero desde el pasado 15 de febrero.

Autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) catearon el domicilio del imputado y hallaron manchas de sangre en un cobertor, así como el cargador de una pistola.

En la revisión de su celular, los agentes notaron que los mensajes enviados a Yunitcih fueron  borrados.

De acuerdo con personal de esta Fiscalía, el militar en activo intentó sobornarlos con 20 mil pesos, cantidad mostrada en ese momento, para que no registraran una camioneta Mazda blanca, por lo que procedieron a detenerlo por el delito de cohecho.

Según la carpeta OTU/FTE/FCS/093/047365/20/02, el hombre declaró que estuvo con ella el 15 de febrero por el “Día del Amor y la Amistad”, pero discutieron a bordo de su camioneta y le pidió que bajara de su vehículo con placas MZH4657.

De acuerdo con informes, el sospechoso le había pedido abortar a su novia y buscaba que sus compañeros le prestaran un arma.

Al respecto, la Sedena informó que a partir de la ausencia de la joven a sus labores diarias y la denuncia interpuesta por sus familiares ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, colaboró con las investigaciones para dar con su paradero.

Derivado de dichas indagatorias, la dependencia mexiquense solicitó a la Secretaría que se otorgaran las facilidades necesarias para que se presentara a Kevin “N”, a fin de que compareciera inicialmente como testigo de la desaparición y posteriormente como probable responsable del delito de cohecho.

Señaló que se han girado las instrucciones correspondientes para proporcionar todos los apoyos necesarios a los familiares de Yunitci “N” para ayudarlos a afrontar la situación por la que atraviesan.

“Este instituto armado ratifica su compromiso de no tolerar ni encubrir bajo ninguna circunstancia, cualquier acto que atente contra la seguridad e integridad de las mujeres, en cualquiera de sus formas, por lo que se colabora de manera absoluta con las autoridades competentes para el esclarecimiento de los hechos y con el objeto de que se aplique la justicia que conforme a derecho proceda”, instó la Sedena.