Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Unidad Técnica de Fiscalización de INE investiga a empresas «fantasmas» usadas por Fuerza por México (FxM), el partido del líder sindical, Pedro Haces.
El organismo electoral ha detectado que las empresas a las que pagó supuestos servicios sus domicilios fiscales no existen o no tienen actividad comercial.
Tras las elecciones de junio pasado, FxM perdió su registro como partido al no alcanzar el 3 por ciento de la votación.
Después de esa fecha, entre junio y septiembre, el partido de Haces entregó a las supuestas empresas proveedores 33.9 millones de pesos.
Durante todo 2021, Fuerza recibió 105 millones de pesos para gasto ordinario, dividido en mensualidades de 8.7 millones, además de 31.5 millones para gastos de campaña.
Autoridades electorales a cargo del caso aseguran que lo investigado hasta el momento lleva a la hipótesis de que hicieron un «gran negocio particular», pues durante el primer semestre del año la dirigencia realizó pocos gastos, y tras los resultados de la elección, buscó «acabarse» aceleradamente lo que tenía en sus cuentas.
Este viernes vence el plazo para que el partido devuelva 33 millones de pesos o se procederá legalmente contra el secretario de Administración de ese partido, Pablo Enrique Gutiérrez, el líder Gerardo Islas y la secretaria general, Alma Lucía Arzaruz.
A partir del 16 de junio, el partido estaba obligado a pedir autorización al interventor para usar dinero del partido, pues primero deben pagar salarios, obligaciones fiscales y multas, y si sobraba presupuesto, a proveedores.
En octubre, el INE ordenó FxM abrir una cuenta mancomunada con el interventor, pero lo hizo hasta diciembre, por lo que durante octubre y noviembre siguió realizando pagos de forma irregular.

¡Participa con tu opinión!