Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: El INAI inició una investigación de oficio por la filtración que hizo la Presidencia de la República de los datos de la presidenta de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), María Amparo Casar.

Este viernes, en su conferencia matutina, el Presidente Andrés Manuel López Obrador la acusó de mentir en la causa de muerte de su esposo en 2004, con el fin de cobrar un seguro de vida y la pensión de viudez de Pemex.

El director de la petrolera, Octavio Romero, afirmó que Casar usó sus influencias para cambiar el acta de defunción de su esposo, Carlos Fernando Márquez Padilla, entonces directivo de Pemex, porque su caída de la Torre central fue suicidio y no un accidente.

Más tarde, el Gobierno federal difundió una liga con el expediente Márquez Padilla, con información personal del finado, de Casar y de sus hijos.

«De acuerdo con la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados, la Presidencia de la República es responsable de proteger los datos personales que posee y trata en el ejercicio de sus atribuciones, y está obligada a cumplir con los principios, deberes y obligaciones, previstos en la normatividad», indicó el INAI en un comunicado.

«Ninguna violación a la privacidad será tolerada», afirmó por su parte el consejero presidente del Instituto, Adrián Alcalá.

Tras la publicación en internet del expediente completo, credenciales de elector de Márquez Padilla y sus familiares, el acta médica y de defunción, incluso documentos con la leyenda de que no debían ser divulgados, el INAI condenó la filtración de datos de personas relacionadas por vínculos de parentesco, que identifican o hacen identificables a diferentes personas físicas, lo que puede ser una violación a la ley.

El expediente completo, de 372 folios sin testar, que fue publicado en la cuenta de X del Gobierno, contiene información personal tanto del ex trabajador, como de Amparo Casar y sus hijos, tiras de materias escolares, copias de credenciales de elector, actas de nacimiento y de matrimonio, curp, el acta de defunción y el acta médica, incluso copia de la averiguación previa de la Procuraduría General de Justicia del entonces Distrito Federal.

«Condeno enérgicamente la filtración de datos personales que se ha realizado a través del portal del Gobierno de México. En una democracia, esto representa un ataque a la libertad de expresión y al derecho humano a la privacidad», sostuvo el presidente del INAI en su cuenta de X.

«Preocupa que, nuevamente, desde la Presidencia de la República no se reconozca la gravedad de divulgar información personal sin el consentimiento de las personas titulares», añadió el titular del organismo autónomo que también ha sido desacreditado por el Presidente.

En tanto, Mario Amparo Casar acusó un acto de venganza de López Obrador por los casos que ha denunciado.

Además, negó que, como dijo el Gobierno mexicano, se haya reunido con el entonces Procurador local, Bernardo Bátiz.

«Ahora que le tocó que lo vigiláramos a él, pues no le gusta. Eso de que su fuerte no es la venganza, pues yo lo pongo en entredicho», dijo Amparo Casar.

En marzo, el Gobierno mexicano también filtró el expediente completo de los adeudos fiscales del empresario Ricardo Salinas Pliego, con lo que se habría violado el secreto fiscal, primero en la mañanera y después en internet.