Tonatiúh Rubín
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El incumplimiento de la ley prevalece en el Alto Golfo de California, hábitat de la vaquita marina, de acuerdo con especialistas.
Durante la expedición del 2019, en la que se avistó cerca de 9 ejemplares, científicos observaron el despliegue de varias redes dentro de la zona de cero tolerancia.
Al interior de este espacio de 288 kilómetros cuadrados, ubicado en el Área de Refugio para la Protección de la Vaquita Marina, no se permite la pesca porque es una zona de alta actividad para el mamífero mexicano.
Sin embargo, un par de vaquitas fueron fotografiadas al lado de una panga en este sitio.
“No se observaron acciones de cumplimiento de la ley”, señala el reporte de la investigación.
El documento destaca que la temporada de pesca de totoaba 2018-2019 fue potencialmente más peligrosa que en años anteriores, como consecuencia de la inseguridad de la región.
En marzo, el buque M/V Sharpie de la organización Sea Shepherd, que retira redes ilegales del hábitat de la vaquita, fue atacado con piedras, pesas y una bomba molotov.
Por la pandemia del Covid-19, Sea Shepherd se retiró de la zona a principios de abril y no ha podido regresar a la zona. Jean Paul Geoffroy, director de campañas de la organización, confió en que las autoridades mexicanas continúen con el retiro de redes ilícitas.
“Lamentablemente, la actividad ilegal no va a bajar debido a la pandemia. Estamos hablando de gente que es impulsada por la codicia y el dinero”, comentó.

Remueven redes
El Museo de la Ballena y Sea Shepherd retiraron más de 200 redes de pesca ilícita del hábitat de la vaquita en los últimos años.
160 redes retiraron en la temporada 2018-2019.
106 redes han retirado en la temporada 2019-2020.
Fuente: Sea Shepherd