El Municipio de Aguascalientes irá contra ladrones de caimanes, tapas de drenajes y cualquier bien público. El alcalde Leonardo Montañez Castro informó que ha enviado una iniciativa al Congreso del Estado para reforzar la legislación y castigar a los hampones y a chatarreras que venden artículos robados.

“Ya se envió una iniciativa que como órgano colegiado aprobó todo el Ayuntamiento y la hemos turnado al Congreso, se trata de una modificación al artículo 141 y 142 del Código Penal para que se sancione penalmente a quien traslade, tenga posesión o comercialice instrumentos que tengan que ver con algún bien público o de alguna empresa”.

El presidente municipal detalló que se tuvo que llegar a esta medida debido al incremento en robos de bienes públicos específicamente de caimanes, tapas de drenajes y tapas de pozos de visita y a las nulas sanciones que en este momento el Ayuntamiento puede realizar en contra de las chatarreras que comercializan los artículos robados, lo que les genera gastos en reposición y expone la integridad física de la ciudadanía al momento de que peatones o conductores caen en las zanjas.

Los cambios en la legislación que permitan penas más severas a los amantes de lo ajeno son algo urgente: “vamos a sancionar penalmente a quien esté comercializando o tenga la posesión de un artículo de éstos”, dijo Montañez Castro.

De aprobarse las modificaciones, las sanciones podrán ir desde el pago de una multa económica de 100 UMAS, equivalente a los 9 mil 622 pesos, hasta una pena de 3 a 5 años de prisión.

Con la modificación de los artículos se buscará tipificar el robo de los bienes públicos del municipio como robo equiparado y calificado.

¡Participa con tu opinión!