Aunque mínimo, en estos días se ha tenido un repunte de contagios, presumiblemente debido al periodo de asueto por Semana Santa, aunque no ha sido el que se esperaba, pero se desea seguir con el control como hasta ahora y que la tendencia sea a la baja, para que en mayo se puedan tener otros planteamientos en torno a la nueva normalidad.

Así lo manifestó el gobernador Martín Orozco Sandoval, entrevistado durante la visita de supervisión a la Plaza del Mueble en el municipio de Jesús María, donde ayer se aplicó la segunda dosis a los mayores de 60 años de edad que acudieron a esa sede a recibir la primera inoculación, y aseveró, que hasta ahora en la entidad se ha tenido un buen control de la pandemia.

Lamentó que al paso de las semanas, y habiendo demostrado los gobiernos estatales su disposición de colaborar al ser parte de la coordinación en la aplicación de las vacunas anti-COVID, no se les ha tomado en cuenta en las decisiones importantes sobre esta contingencia sanitaria que ataca al país.

Habló sobre la reunión que tuvieron gobernadores del país con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ante quien hicieron planteamientos sobre las inquietudes que tienen en sus estados la comunidad de médicos de hospitales privados y los maestros, pero también aquellas personas con enfermedades que significan una comorbilidad y que de adquirir el coronavirus, su riesgo es todavía mayor.

El planteamiento fue del gobernador de Quintana Roo, dijo, quien sugirió una estrategia para la prevención de contagios para enfermos con comorbilidades, y se consideró atractivo porque al final de cuentas el virus continuará.

Hay temas en los que se sigue insistiendo, como es la vacuna para los maestros, para los médicos de clínicas privadas, de los que se tiene un padrón local de 2 mil 393, así como de los adultos mayores de 60 años que se encuentran privados de su libertad en los Ceresos y que requieren la vacuna.

 

REUNIÓN CON SNTE

Una de las prioridades de la administración estatal en estos tiempos, es la salud de los maestros, alumnos y padres de familia, por ello es que seguirá solicitando que en el Programa Nacional de Vacunación contra el COVID-19, se incluya a los trabajadores de la educación, manifestó en la reunión que tuvo con el nuevo representante nacional del Sindicato Magisterial, Mateo Casillas Ibarra.

En la visita de cortesía que realizó el delegado del CEN del SNTE, acompañado por el dirigente estatal del gremio, Ramón García Alvizo, aseguró que los docentes en Aguascalientes son los más interesados en volver a las aulas, y dijo estar a la espera de que la Federación defina las fechas de vacunación para inmunizar al gremio que representa.

A diferencia de otros estados, señaló, la coordinación entre autoridades educativas y docentes en Aguascalientes ha permitido su actualización en temas de tecnología, para así impartir clases en línea desde casa y avanzar en los programas educativos.

Orozco Sandoval coincidió con los dirigentes de trabajadores de la educación, al señalar que el posible retorno a clases presenciales es un tema prioritario que deberá ser trabajado en conjunto, a fin de alcanzar las condiciones necesarias que permitan lograrlo, pero hacerlo de manera segura y bien planeada.

Indicó que ante todo, se deberá cuidar la salud de maestros, alumnos y padres de familia, por lo que insistirá ante la Federación para que los trabajadores de la educación sean incluidos en el calendario de inoculación a la brevedad, aunque eso está en manos de las autoridades federales.