Ailyn Ríos
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Las empresas que incluyen a las mujeres, en específico en la alta dirección, tienden a incrementar su rendimiento y rentabilidad hasta en un 50 por ciento en comparación a las empresas que no lo hacen.
En AT&T México lo saben y actualmente las mujeres representan 34 por ciento de las posiciones de liderazgo, un crecimiento de 10 por ciento en comparación a 2015, cuando la compañía inició operaciones en el País.
Adriana Welton, vicepresidenta de Asuntos Externos y Regulatorios; Nicole Rodríguez, Chief Technology Officer; Ana Michelle Concepción, vicepresidenta y directora general de Venta Empresarial y Soluciones de Negocio, e Irma Wilde, vicepresidenta y directora general de Atención a Clientes y Empresas, son algunas de las mujeres que ocupan estos cargos.
Además, Mónica Aspe, fue nombrada este año como la CEO de la empresa de telecomunicaciones, lo que la convierte en la primera mujer mexicana al frente de la organización y la primera en la industria en ocupar ese cargo.
“Según la consultora Aequales, en la región solo el 26 por ciento de las posiciones de liderazgo están ocupadas por mujeres y únicamente el 21 por ciento de las empresas cuentan con una mujer en su máximo cargo directivo.
“Ante esas cifras, vemos claramente que AT&T México tiene un compromiso real con impulsar la igualdad de género”, mencionó Adriana Rojas, vicepresidenta adjunta de Operaciones de Recursos Humanos, Diversidad y Cultura en AT&T México.
La empresa impulsa múltiples programas, políticas e iniciativas que fomenten la igualdad de género e inclusión de las mujeres en igualdad de oportunidades sin importar género, orientación sexual, identidad, discapacidad, estado civil, condición escolar o de salud, u otros factores.
Otro programa es Mujeres STEM, donde se busca integrar el talento de estudiantes de carreras en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, conocidas como STEM por sus siglas en inglés, quienes después tienen oportunidad de ser contratadas en AT&T México.