Fernanda Carapia
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- El Covid-19 ha pegado a los bebés menores de un año.
Del 1 al 16 de agosto, 13 pequeños han ido a parar al hospital debido a la gravedad con la que los “atacó” el virus SARS-CoV-2, de acuerdo con los datos del Sistema Radar Jalisco.
Esto representa un incremento de 7.69 por ciento respecto a los bebés hospitalizados durante todo julio, cuando fueron internados 12 menores de un año.
Comparado con agosto del año pasado, el aumento de neonatos internados es de 550 por ciento, ya que sólo hubo dos hospitalizaciones en ese entonces.
Uno de los menores internados fue diagnosticado por asociación, es decir, su mamá o un familiar muy cercano dio positivo al virus.
Todos los bebés han sido dados de alta; según el Sistema de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes, en Jalisco se ha reportado la muerte de 12 niños entre 0 y 5 años. El último se registró en la segunda semana de agosto, se trató de un varón de 3 años.
Además de estos pequeños en el hospital, hay otros 10 bebés atendidos en los nosocomios que están como sospechosos, es decir, no se tiene todavía, el resultado de la prueba.
Según los datos del Sistema Radar Jalisco, hay otros 48 menores que han sido confirmados con el virus SARS-CoV-2, pero su estado de salud no fue grave y su recuperación se llevó a cabo en el hogar, esto representa un incremento de 84.61 por ciento en comparación con agosto del año pasado, cuando hubo 26.