Aunque acumulan cuatro mil reportes de emergencia en el municipio de Aguascalientes, el 10% de ellos acontecen directamente en los hogares y la mitad se relaciona con niños, denunció el coordinador de Protección Civil, comandante José Franco Toscano.
Aseveró que es frecuente que los niños, personas con capacidades diferentes o adultos mayores se queden solos en las casas, donde los menores de edad aprovechan para jugar con cerillos, velas, veladoras o encendedores, lo que lamentablemente termina en un fuego al interior de las viviendas.
En esta temporada de vacaciones cuando menos se incrementa un 15% la demanda de servicios a las distintas corporaciones de Protección Civil, Bomberos o paramédicos, es decir a razón de hasta 130 servicios diarios, con un índice mortal alto del 9%.
Agregó que los paramédicos suelen atender unos siete mil servicios a casas habitación por quemaduras en menores, caídas, raspones y una diversidad de lesiones, a consecuencia de los accidentes generados.
Tampoco deben dejarse cubetas llenas de agua en los patios o en las cocheras, porque suceden situaciones de niños pequeños ahogados al jugar cerca de ellas y caer en esos depósitos. Es urgente poner candados a los aljibes o tinacos a base de piso. Este año suman seis decesos por sumersión fuera de casa.
El comandante José Franco Toscano llamó a cuidar a los menores e impedir que jueguen con pirotecnia, pues este año ya suman dos decesos de niños.
Con respecto a los 4 mil servicios prestados por Protección Civil, dijo que 2 mil 500 se relacionan con incendios en pastos secos, aparte de los reportes por ataques de enjambres de abejas, fugas de gas, fauna nociva como víboras y perros agresivos, entre otros.
El coordinador de Protección Civil Municipal aseveró que en el manejo de gas, en las casas debe haber reguladores de alta presión en buen estado, y recomendó no usar mangueras plásticas o picadas, a fin de evitar fugas de este combustible o que se acumule en espacios cerrados o abiertos.
Asimismo, es importante cuidar que los tanques de gas se cambien cuando menos cada seis meses, para evitar picaduras o perforaciones de los mismos, esto a razón de los 20 reportes diarios por fugas en el fondo de los cilindros, puntualizó.