Hay equipos que para siempre tendrán una marca en su historia, una de esas marcas la lleva Atlanta en su espalda luego de perder una ventaja de 25 puntos en el Super Bowl 51 siendo la mayor ventaja perdida en la historia de un juego por el campeonato de la NFL. Ayer los Falcons volvieron a hacer un oso tremendo al desperdiciar una desventaja de 20 puntos que habían conseguido en tan solo un cuarto.
Matt Ryan comenzó aplastando a la defensiva de Dallas y conectó dos pases de anotación aprovechando balones sueltos por parte de la ofensiva de los Cowboys y Younghoe Koo sumó dos goles de campo logrando poner el juego 20-0. Las cosas siguieron igual cuando Calvin Ridley recibió su segundo pase de anotación y Koo conectó otro gol de campo por solo 10 puntos de Dallas terminando con la primera mitad con un aplastante 29-10 para Atlanta.
El tercer cuarto fue vital para los Cowboys que comenzaron a cuidar y mover mucho mejor el ovoide logrando llegar a la zona roja en dos ocasiones, ambas terminaron por ser touchdown gracias a jugadas personales de Dak Prescott que se metió a base de riñones a las diagonales acercando a solo cinco puntos a su equipo. Sin embargo, Ryan mandó su cuarto pase de anotación y Koo logró otros tres puntos dejando a Atlanta con 15 puntos de ventaja faltando ocho minutos por jugar.
Fue entonces que comenzó la reacción de Dallas, primero con un pase de Prescott al centro de las diagonales para su ala cerrada Dalton Schultz, la conversión de dos puntos fue un desastre dejando todavía una brecha de cinco puntos con cinco minutos por jugar. Prescott volvió a anotar por tierra faltando menos de dos minutos acercando a dos puntos a los Cowboys que lograron recuperar una patada corta estupendamente realizada por Greg Zurlein y con la complicidad de los equipos especiales de Atlanta. La ofensiva movió un poco el ovoide y en la última jugada Zurlein conectó gol de campo de 46 yardas para ganar el partido 40-39 en uno de los regresos más grandes que tendrá toda esta temporada. Prescott tuvo 4 anotaciones totales y 450 yardas por aire en una actuación digna de destacar.