La Cámara Nacional del Comercio (Canaco) exigió a las autoridades en especial del sector salud, la aplicación de los reglamentos sin distinción alguna, tanto para establecimientos fijos y ambulantes que infrinjan principalmente las medidas sanitarias contra COVID-19. Su presidente, Humberto Martínez Guerra, lamentó que sean los comercios plenamente establecidos los que recurrentemente se encuentren en la mira de las autoridades, aún cuando en su mayoría han cumplido de manera cabal con las disposiciones sanitarias.

“Es increíble que estando en semáforo amarillo por COVID, se hayan otorgado permisos a diversos comercios informales para colocarse en la Plaza Principal. El evento religioso no justifica de ninguna manera el permiso de las autoridades para la instalación del comercio ambulante”, expresó.

El líder de Canaco detalló que constantemente el comercio formal ha mantenido las medidas de salud a favor del cuidado de sus trabajadores y por supuesto clientes, acatando las medidas de sana distancia, lectura de temperatura corporal, así como proporcionar gel antibacterial, además de haber realizado un esfuerzo para la adquisición de insumos entre ellos tapetes sanitizantes, acrílicos de protección entre otros más, situación que no es pareja para el comercio informal, donde la sana distancia y demás medidas preventivas ha pasado desapercibidas.

Agregó que en algunos casos los negocios establecidos son multados por el incumplimiento de las disposiciones sanitarias, contrario a lo que sucede con los puestos semifijos, exigiendo que en esta ocasión ante la colocación de negocios ambulantes se aplique la ley de manera igualitaria.

Finalmente, Martínez Guerra lamentó la presencia de puestos informales en el primer cuadro de la ciudad, lo que además de significar una competencia desleal, da una mala imagen para el centro histórico de la ciudad, además de generar incomodidades para los peatones con invasión de banquetas y calle sucias.