Gregorio Macías Moreno, delegado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, mencionó que entre algunos empresarios persiste la mala práctica de no entregarle un contrato por escrito a sus trabajadores, pues de esta forma desconocen las condiciones bajo las cuales prestarán sus servicios; la dependencia que representa ofrece asesoría gratuita cuando alguna persona enfrenta este tipo de situaciones.

Al respecto, comentó que la ausencia del contrato por escrito es responsabilidad del patrón, y que esta situación genera entre los trabajadores problemas de inseguridad en el empleo, así como una alta rotación.

Gregorio Macías apuntó que es obligatorio que los empleados cuenten con un contrato individual de trabajo, siendo éste, cualquiera que sea su forma o denominación, por el que una persona se obliga a prestar a otra (física o moral) un trabajo subordinado, mediante el pago de un salario, incluso cuando no exista un contrato colectivo aplicable; por lo menos deberán hacerse dos ejemplares por escrito, quedando uno en poder de cada parte.

En este documento debe quedar especificado si la relación de trabajo es para obra o tiempo determinado, por temporada, de capacitación inicial o por tiempo indeterminado y, en su caso, si está sujeta a un periodo de prueba. Asimismo, deberá especificarse con la mayor precisión posible, el servicio o servicios que deban prestarse.

Para finalizar, el delegado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social destacó que el contrato también incluye los datos del lugar o sitios donde deba prestarse el trabajo, duración de la jornada, forma y monto del salario, así como el día y lugar de pago de la remuneración, y otras condiciones laborales, tales como los días de descanso, vacaciones y demás que convengan el trabajador y el patrón.