Las medidas que adoptó el Banco de México (Banxico), de aumentar las tasas de interés de 4.5 a 5%, resultan limitadas para contener la inflación, ya que es una situación de carácter internacional, por consiguiente debe armonizar con otros componentes para que mueva la economía real y no se fije sólo en la política monetaria.

Es un fenómeno de carácter mundial y tiene su origen en el asunto de los hidrocarburos, lo mismo en el alza de precios del petróleo y en la excesiva demanda que hay como reflejo de los planes intensivos de Estados Unidos y China, por lo que se requiere observar cada una de estas situaciones para evitar un daño mayor.

José Gil Gordillo Mendoza, presidente del Colegio de Economistas de Aguascalientes, destacó que debe aceptarse que hay un exceso de demanda y falta de oferta y es precisamente lo que está impactando al consumidor final.

Hizo mención que en la pasada reunión del Banco de México se aumentó medio punto porcentual a las tasas de interés, lo que se espera que contribuya a tener cierto control de la inflación, pero no es suficiente este tipo de mecanismo que maneja el banco central mexicano, de ahí que la autoridad debería adoptar otras acciones para que verdaderamente impacten a la economía rea. Lo que hoy se necesita, sostuvo, “es una política económica de ver cómo realizar una sustitución de importaciones para dejar de importar tanto, es decir, se requiere de estrategias conjuntas”.

Es inobjetable, abundó el especialista, que la inflación perjudica mucho el poder adquisitivo de las personas, aun cuando este año México ha tenido un crecimiento de 6%, también ha sido un aumento de inflación del 6%, por lo tanto el crecimiento efectivo de la economía no se ha registrado en lo que va de 2021.

También estableció que las empresas, principalmente las grandes, van a enfrentar a un problema difícil debido a la inflación alta y que se encadena a los incrementos salariales que basan en el nivel de inflación al consumidor, además tienen problemas en función que al adquirir sus insumos los obtienen más caros con esta tasa de inflación tan alta.

Es factible que la inflación vaya a la baja el próximo año, que sería el objetivo de la autoridad para el primer trimestre, pero podría pasar del 6% ya que depende de varios factores y en esto deberá tener mucha atención el Gobierno.

Se debe tener presente que el índice de Precios al Consumidor (IPC) se mantiene por décimo mes consecutivo fuera del rango estimado, asimismo la inflación mensual de precios registra su subida más alta en 23 años, al haber un incremento de 0.84% en octubre pasado, lo que inevitablemente afecta al consumidor final.

En consecuencia México concluirá el año con una inflación al doble de la meta oficial, no obstante el aumento a las tasas. Pese a todo el Gobierno Federal sostiene que las presiones inflacionarias son temporales, por lo que habría que esperar una mejoría a futuro, reiterando Banxico que la inflación era de carácter transitorio pero retrasaron del segundo al tercer trimestre de 2022 la estimación de convergencia del indicador hacia un objetivo permanente.

Mientras se concretan los propósitos del principal banco del país los clientes seguirán enfrentando precios más altos de los productos básicos y de otros necesarios en el hogar, por lo que aún cuando hay cierta apertura en la época COVID-19 no se esperan una gran demanda por parte de los compradores.

SOMBRA EN PALACIO MENOR

Tal vez, estimado lector o lectora, no ha vivido la experiencia de ver un espectro que se pasea por las oficinas de la Presidencia Municipal, pero quienes lo han visto aseguran que es fugaz su apariencia, apenas perceptible y sólo puede ser apreciada por algunas personas. Nadie sabía cuál era el objetivo de estar en un lugar tan especial y es hasta ahora que se ha logrado desentrañar el motivo para que esté ahí.

Se cree que el espíritu pertenece al general Antonio López de Santa Anna, que fue presidente de la República por seis ocasiones y se hizo proclamar como “Altísima Serenísima”. En 1853 su gobierno enfrentó una precaria situación económica, por lo que tuvo la ocurrencia de decretar impuestos difíciles de entender, como que todas la familias deberían pagar un gravamen por cada puerta y ventaja que tuvieran en sus viviendas y por cada uno de los animales domésticos que poseyeran, lo que levantó una ola de protestas que finalmente lo derrocaron y se fue al exilio.

Pues bien, aseguran los que saben que la energía del que fuera mandatario ha pasado al cuerpo del actual presidente municipal, que no se anduvo por las ramas para dictar un aumento del 50% al Impuesto Sobre Adquisición de Bienes Inmuebles (ISABI), lo que ha desatado un torrente de inconformidades de empresarios, desarrolladores inmobiliarios, notarios, abogados y ciudadanos en general, al considerarse como un abuso tal incremento.

Para atemperar los ánimos el edil recurre el viejo truco de ofrecer que escuchará a los opuestos a tal medida, pero aclara que defenderá la propuesta que está incluida en la Ley de Ingresos para el ejercicio de 2022. Sostiene que “no hay cerrazón para dialogar con empresarios, desarrolladores de vivienda y los diputados”, pero dejó en claro que la ciudad necesita de dinero para atender sus necesidades, principalmente por el crecimiento que registra.

Con lo anterior reitera que no hay el menor intento de atender, y no sólo escuchar, los reclamos sociales, por lo que todo lo que digan los opositores pasa a segundo término, simplemente él ya resolvió que así tiene que ser y muy al estilo de López de Santa Anna hay que apoquinar, ya que para él es más importante atender a la “gente que sigue llegando a esta capital, por su tranquilidad y dinámica económica”, que la impetración de quienes son, precisamente, los que hacen posible que Aguascalientes sea una ciudad en crecimiento.

El pretexto para duplicar el ISABI, afirma, es que se “requiere invertir en nuevos camiones recolectores, en el relleno sanitario, en equipar el Rastro Municipal, incrementar las áreas de panteones, rehabilitar las plantas tratadoras de aguas negras para que puedan ser reutilizadas para riego o uso doméstico”.

Como un adelanto de lo que escucharán los reclamantes, el titular del Ayuntamiento dijo que todo eso necesita de inversión, por lo tanto “el Gobierno capitalino defenderá su propuesta de Ley de Ingresos”, lo que es una respuesta adelantada, consecuentemente “ustedes hablen y yo hago como que los escucho”, por lo que en el curso de los próximos días habrá un diálogo con los legisladores y los empresarios inconformes “para escuchar sus argumentos”, aunque de antemano ya saben que no habrá marcha atrás.

FALTAN MEDICAMENTOS

Por enésima ocasión, la lideresa del Sindicato Independiente de Trabajadores del ISSSTE, Rosa María Bonilla Barrón, denunció la falta de medicamentos en el Hospital General del Instituto y en las clínicas, especialmente los oncológicos, lo que obliga a los derechohabientes a adquirirlos para no suspender el tratamiento, con lo que esto significa para su economía. Dijo que es un asunto que se vive en prácticamente toda la medicina, aunque es mayor en los pacientes oncológicos que los compran por fuera para seguir con la atención. Sostuvo que “el desabasto es general en medicamento, pero es más fuerte en los oncológicos, pues es lo que están padeciendo desde hace tiempo los pacientes de enfermedades como el cáncer”. Aunque el faltante es un problema nacional, ella exige que en Aguascalientes se solucione a la mayor brevedad, ya que no puede seguir esta situación, en la que los adscritos a los servicios del Instituto tengan que gastar para atender lo que el organismo debe hacer, por lo que presionan a la autoridad local para que a su vez lo haga en las oficinas centrales. Por otra parte, reconoció que la doble vacuna en contra del coronavirus ya la recibió la mayor parte del personal, incluyendo el de limpieza y sólo hubo alrededor de 22 que se negaron a recibir el biológico.

¡Participa con tu opinión!