Laura Elena Rivera Manzanares
El Heraldo

Lo ocurrido en diciembre pasado, con el apagón que afectó a 26 estados del país, y la advertencia que se tuvo la semana pasada con el déficit reportado tanto de luz eléctrica que propició otro corte del servicio en varias entidades -entre otras, una parte de Aguascalientes- deja ver que está en riesgo la seguridad nacional. A ello se suma la reducción en el suministro de gas natural, que llevó a varias plantas industriales de parar su producción.
Así lo consideró el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Humberto Martínez Guerra, quien subrayó que no se debe permitir más la incompetencia de la Comisión Federal de Electricidad, pues está afectando de manera considerable a la economía del país.
INCOMPETENCIA. Martínez Guerra subrayó que la reciente contingencia exhibió una vez más en lo que va de este sexenio, la incompetencia de la paraestatal, que se ha visto rebasada y por tanto, exige la participación de la iniciativa privada para garantizar el desarrollo del país. Por ello, consideró que es incomprensible que desde la Presidencia de México se haya emitido otra iniciativa de reforma energética, que inhibe la inversión privada en este sector, que sí está en condiciones de fortalecer el sistema eléctrico nacional.
RECONSIDERACIÓN. El representante del sector comercio hizo notar la imperiosa necesidad de reconsiderar las políticas públicas en el país para permitir inversiones en la generación de energías renovables así como la creación de infraestructura de almacenamiento para que sectores como la industria, el comercio y el de servicios no se detengan y por ende, la economía siga en marcha.
Martínez Guerra subrayó que en Canaco “nos sumamos al llamado al Gobierno Federal para contemplar acciones en materia de seguridad energética, de protección de fuentes alternativas de generación energética para que tengan capacidad de ser incorporadas en momentos de emergencia como éste”.
COSTOSAS FALLAS. El dirigente de los comerciantes organizados recordó que en el caso del comercio formal, integrado mayormente por micro, pequeñas y medianas empresas, se genera el 70% del empleo, por lo que afectaciones en la falla de suministro eléctrico significarían grandes pérdidas para las y los comerciantes de Aguascalientes, que quedarían al borde de la quiebra para enfrentar gastos en cuestión de equipos como refrigeración o maquinaria de producción.