Ailyn Ríos
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La cirugía de reasignación de género estará incluida a partir de este año dentro de la póliza de gastos médicos mayores que reciben los empleados de Amazon México.
La empresa otorga beneficios superiores a los de la Ley para todos sus empleados, en todos los niveles de la compañía, extendiendo muchos de esos beneficios a sus dependientes económicos sin distinción de género y concede permisos parentales sin importar si son familias homo o heteroparentales, informó ayer en el marco del Día Internacional del Orgullo LGBT.
«Creemos que un equipo diverso nos fortalece, por ello nos aseguramos de que exista igualdad de oportunidades, promoviendo la educación y dando asesoría sobre temas LGBTQ+, operando bajo políticas de equidad, creando beneficios para nuestros empleados» dijo Marisa Vano, Líder de Comunicaciones de Amazon para México y Latinoamérica.
Por sus acciones contundentes para establecer e implementar políticas, programas y procedimientos específicos para asegurar la equidad a las personas LGBTQ+ en sus espacios laborales, Amazon fue reconocida por tercer año consecutivo por la Fundación Human Rights Campaign, con la máxima calificación.
«La diversidad es lo que enriquece a una empresa, y en la medida que se valore y se aborde esa variedad de personas, se tendrá un mejor lugar para trabajar», dijo Mauricio Abbud, Líder de la Unidad de Productos para el Hogar y presidente de Glamazon México, el grupo de afinidad de empleados y aliados LGBTQ+ dentro de Amazon México.
Glamazon es un espacio donde empleados de Amazon ayudan a crear un excelente lugar para trabajar, educando y asesorando a sus compañeros de trabajo, tanto LGBTQ+ como aliados.
Cuenta con más de 600 miembros en México, 60 por ciento más que en 2021, y está liderado por un grupo de empleados de diferentes áreas y negocios de la compañía, apoyados por un director ejecutivo.
Adicionalmente, para apoyar a las pymes de la comunidad LGBTQ+, Amazon desarrolla webinars especiales sobre «Cómo vender en Amazon».
La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) reportó en 2019 que México se encontraba «a mitad del camino» hacia la plena aceptación social de la homosexualidad.
El rechazo que aún existe a las personas LGBTQ+ las coloca en riesgo de ser discriminadas, aun cuando México es uno de los 32 países de la OCDE que prohíbe la discriminación en el empleo basada en la orientación sexual.