En comercio, producción, supervisión y rubros administrativos, un total de 665 personas en condición de vulnerabilidad encontraron un empleo fijo durante el año 2019.
La cifra significa un avance favorable en materia de inclusión laboral, señaló el coordinador de Vinculación del Servicio Nacional de Empleo, Juan Carlos Ortiz Hernández.
Detalló que el año pasado quedaron registrados con trabajo formal 665 personas y de ellas 198 fueron casos con discapacidad, mientras que los 467 restantes correspondieron a adultos mayores.
Mencionó que inicialmente las oportunidades de insertarse a una actividad económica se centraban en comercios, pero ahora existen más opciones en áreas productivas, de supervisión y administrativas.
En ese sentido, subrayó que hay apoyos para las empresas con asesoría legal para que no haya problemas en la contratación, y también se le orienta para que se cubra adecuadamente el perfil del puesto de trabajo.
Destacó que se contrata a la persona que cuente con las competencias necesarias para la vacante, y en este tema se tiene el apoyo del DIF Estatal, que es el encargado de realizar las evaluaciones VALPAR, que miden las destrezas, habilidades funcionales y aptitudes de las personas con discapacidad y adultos mayores.

¡Participa con tu opinión!