El gobernador Martín Orozco Sandoval reconoció que es incierto el Presupuesto del Estado para el 2021; asimismo, que hay una serie de incongruencias a nivel federal, ya que por un lado se anuncian más recursos para los estados y municipios (en aportaciones y participaciones), cuando el monto del Paquete Económico Federal es menor.

Además, se da el mensaje de un crecimiento económico del 12% para el año entrante, lo cual es absurdo porque la pandemia ocasionó el cierre de algunos negocios, y esto a su vez, el desempleo; en consecuencia habrá tropiezos económicos.

“Dadas las actuales circunstancias, el presupuesto directo estatal global se estima en 21 mil millones de pesos; y en caso de que falten recursos para atender la crisis sanitaria, se harán ajustes en otras áreas, porque la salud es primero”.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Finanzas, Carlos de Jesús Magallanes García, señaló que se prevé una reducción global de recursos federales por el orden de los 108 mil millones de pesos hacia estados y municipios de México, lo que obligará a una mayor eficiencia del gasto público el próximo año.

En particular la disminución de participaciones federales para los gobiernos estatales será de 60 mil millones de pesos, lo que afectará la realización de algunos proyectos que deberán ser pospuestos o cancelados porque su creación se contemplaba a partir de recursos federales.

Se reforzarán medidas tanto de control del gasto público, para que sea más eficiente la asignación de recursos, con base en un análisis y jerarquización que dé prioridad; ejemplificó el sector salud y social.

Dijo que la SEFI encabeza los trabajos de coordinación con dependencias y órganos públicos descentralizados del Gobierno Estatal, así como con los tesoreros de los municipios del interior, para la elaboración de un presupuesto estatal 2021 muy responsable.

Se buscará que los ingresos estatales sean suficientes para las acciones previstas en el Plan Estatal de Desarrollo.