La variación en el precio de los hidrocarburos a lo largo del año, en especial en el diésel, ha generado que el sector transportista vea reducidos sus ingresos, al tener que destinar un porcentaje mayor para poder desplazarse en todo el país.
El presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, Roberto Díaz Ruiz, lamentó que la promesa de congelar el precio de las gasolinas no se esté cumpliendo por la presenta administración federal.
El líder del transporte de carga en el país detalló que en Aguascalientes se ha llegado a presentar el precio por litro de diésel más caro del país, el cual en ocasiones ha superado la barrera de los 21.34 pesos, sobre todo en los municipios de la zona norte del estado.
Si bien el costo de las gasolinas varía dependiendo del precio internacional del petróleo, lamentó que prácticamente la disminución en el precio se dé de manera poco significante, pues una vez que el hidrocarburo llega a una nueva barrera de precio, difícilmente se vuelve a recuperar. Lo anterior ha provocado que el sector de carga tenga que destinar cerca del 50% de sus ingresos para hidrocarburos, y ello en algunas empresas ha tenido como consecuencia se incremente también el costo de traslado de mercancías.
“Hemos visto una variación importante en el diésel que es lo que definitivamente más nos afecta. Teníamos la esperanza de que el precio se mantuviera en esta administración, pero al ritmo que vamos lo más probable es que al término del sexenio el litro esté cerca de los 24 pesos”, lamentó.