Oscar Uscanga
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Además de bloquear carreteras y vías del tren, maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) quemaron ayer vehículos repartidores de empresas particulares en Michoacán.
El grupo Poder de Base, que pertenece a la Sección 18 de la disidencia magisterial, interceptó al menos dos camionetas repartidoras de mercancías para quemarlas sobre la vía Uruapan-Pátzcuaro, en el crucero vial San Juan Tumbio.
Los inconformes son parte del grupo de manifestantes de la región de Arantepacua, localidad perteneciente al Municipio Nahuatzen, que se sumaron al reclamo del pago de quincenas atrasadas a maestros en toda la entidad.
“Por culpa de Silvano” y “Silvano, páganos ya”, pintaron con aerosol sobre las unidades al tiempo que gritabas: “Si no hay solución, habrá quemazón”.
Además de los incendios, otros manifestantes bloquearon la vía Pátzcuaro-Tzurumutaro, la Carapan-Zacapu y marcharon en la cabecera municipal de Pátzcuaro.
En Huetamo bloquearon la entrada al Centro Integral de Servicios del Gobierno del Estado, con lo que suman 23 días de protestas en esa localidad.
La CNTE reprocha que el Gobierno de Silvano Aureoles adeuda al menos dos quincenas a 28 mil de sus agremiados en la entidad.
Maestros de la CNTE cumplieron un mes de bloqueo a las vías del ferrocarril en Uruapan, lo que ha dejado pérdidas a la industria por al menos mil 600 millones de pesos.
En lo que va de 2021, Michoacán suma un acumulado de 52 días con bloqueos sobre la red ferroviaria.