Personal del Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA), perteneciente al área de Regulación Sanitaria, detectó cerca de media tonelada de producto cárnico contaminado con clembuterol, el cual, presuntamente, fue adquirido en puntos de venta al mayoreo ubicados en el Centro Comercial Agropecuario, así como en la Central de Abastos de la capital.

El director de Regulación Sanitaria, Octavio Jiménez Macías, detalló que, derivado de visitas de verificación en carnicerías, realizadas durante los primeros días del presente mes, se logró obtener dos muestras positivas del fármaco en carne de res e hígado.

El funcionario precisó que el producto cárnico fue asegurado y destruido para evitar mayores riesgos a la salud de los consumidores. Asimismo, personal del ISSEA trabaja para detectar el origen de la carne contaminada y, con ello, dar parte a las autoridades competentes con la finalidad de deslindar responsabilidades.

 

NO SE VALE. El uso de de clembuterol para la engorda de ganado se encuentra tipificado como un delito, de acuerdo con los artículos 172 y 174 de la Ley Federal de Sanidad Animal. Este aditivo es altamente tóxico en el ser humano, ya que, en grandes cantidades, produce taquicardias y alteraciones anabólicas. 

PLAN CON MAÑA. Ante la escasez de forrajes y pastos por la falta de lluvias, los ganaderos tienden a utilizar este fármaco para la engorda de sus animales. 

“Estamos trabajando para detectar el origen de esa carne y, con ello, presentar la denuncia correspondiente ante la Agencia del Ministerio Público de la Federación, en la delegación de la Fiscalía General de la República en el Estado…” Octavio Jiménez Macías, Regulación Sanitaria, ISSEA.