Benito Jiménez
Agencia Reforma

PARAÍSO, Tabasco.-Las oficinas administrativas y las zonas de jardinería de la Refinería Olmeca de Dos Bocas son las únicas obras terminadas al 100 por ciento, reconocieron trabajadores. Mientras que las plantas de operaciones se encuentran en fases de prueba y otras aún en proceso de ensamblaje.
«Las plantas que ya presentan pruebas son las de ciclo combinado, de coaquización, ahí se han encendido las máquinas», dijo a REFORMA un trabajador de la empresa contratista ICA Flour.
Las plantas hidrosulfulfadoras, reformadoras de naftas, desintegradoras catalíticas, aguas amargas, isomerización de butanos y productoras de hidrógeno, se reportan «en proceso».
«Viene lo más complejo, que las plantas interactúen», anticipó uno de los ingenieros.
«El mechón», como le llaman al quemador elevado que será ícono de la refinadora, ya fue empotrado y ahora requiere ser revestido de sus complementos.
La torre de 182 metros de altura, pintada blanco, rojo y gris, fue erigida en la puerta 2 del complejo y hasta el pasado sábado, una grúa intentaba fijarla y aditarle su cableado.
«Es la torre de un conjunto de desfogue que tiene toda la refinería, pesa casi 2 mil toneladas y ya están colocando los últimos módulos», dijo la Secretaria de Energía, Rocío Nalhe, en su reporte del 24 de junio.
Añadió la funcionaria que por vía marítima continúa el arribo de módulos, como calentadores para la planta de coque, reactores para hidrotratamiento de azufre y partes de la planta catalítica fabricada en Turquía.
Además, se informó que aún se montan diversos paquetes de construcción, así como los módulos del quemador elevado y el alumbrado de las plantas químicas.
«Se instaló el último quemador número 3 de la planta de cogeneración y con ello se concluye los montajes de la zona de recuperadores», se informó
«En el área administrativa se cuenta con iluminación en los distintos edificios y se terminaron los murales que embellecerán en esta área de la refinería que se encuentra lista para recibir a los operadores y personal administrativo».
Agentes estatales de seguridad comentaron que Nahle sólo acudió los viernes a la refinería, sin hacer base en la obra como se comprometió con los trabajadores.
«Viene aquí (a la casa de visitas), un sitio para directivos, pasaba (al complejo) a grabar sus videos y se iba para Coatzacoalcos», indicó un policía estatal que vigila el fraccionamiento para petroleros de confianza, cerca de la puerta 1 de la planta.
La zona de visitas está equipada con una cancha de futbol con pasto sintético color azul y una cancha de frontón.
Los accesos a la refinería están resguardados por elementos de la Secretaría de Marina.
De manera oficial, Pemex refirió que no puede detallar qué partes de la refinería están terminadas, debido a que hay contratos integrales y no por sector.
Pero trabajadores revelaron que una obra pendiente es el suministro de energía, debido a que sólo dos subestaciones surten de electricidad al complejo.
«La CFE tiene ese pendiente, para su operación se va a requerir una estación completa», opinó otro obrero, que ha sido testigo de bajas en el voltaje.
El 70 por ciento de las vialidades del complejo, añadieron, están pavimentadas, y el resto aún está en terracería.
Este viernes, el proyecto será inaugurado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.