La gobernadora Tere Jiménez inauguró la nueva planta de tratamiento de aguas residuales, marcando así el inicio de operaciones del Rastro Tipo Inspección Federal (TIF) El Encanto. Este proyecto promete transformar la calidad alimentaria y las prácticas ambientales en Aguascalientes.
El Rastro TIF El Encanto es el primero de su tipo en la región y tiene capacidad para procesar hasta 200 animales diarios. Paralelamente, la planta de tratamiento puede purificar 370 metros cúbicos de agua cada 24 horas, destinada al riego de pastizales que alimentan al ganado. Este ciclo productivo y sostenible se completa con el uso del agua tratada para la agricultura.
Durante el recorrido por las instalaciones, la gobernadora Jiménez destacó que la obra permitirá a los ciudadanos acceder a una mejor alimentación y a los productores exportar sus productos, incrementando el valor agregado de la actividad pecuaria en la entidad. También agradeció a los ganaderos locales por su esfuerzo durante dos décadas para concretar este proyecto y prometió apoyo continuo por parte de las autoridades.
José de Jesús Guzmán, presidente de la Unión Ganadera Regional General Hidrocálida (UGRGH), señaló que el rastro público ayudará a aliviar la saturación en los rastros municipales. Resaltó que la planta de tratamiento es una innovación local que permite al estado independizarse de tecnologías extranjeras para el manejo de residuos y tratamiento de agua.
La planta no solo cumple con las normativas ambientales más estrictas, sino que también contribuye a reducir la contaminación históricamente asociada a los rastros. Guzmán de Alba añadió que, gracias al nuevo sistema, se fomenta la generación de oxígeno al irrigar áreas vegetativas que absorben carbono y liberan oxígeno.