Selene Velasco
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-A través de la RED ECOs, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y ATFIL -empresa incubada de la Facultad de Ingeniería- y el Gobierno capitalino, inauguraron la fábrica de mascarillas de protección y alta eficiencia N95.

La operación y capacidad de producción de la fábrica será de hasta 40 mil piezas diarias y según estiman, al 31 de diciembre de 2020, se contará con un total de 6 millones de mascarillas.

Con esto buscan aumentar los insumos de protección durante la emergencia sanitaria por el Covid-19.

La inversión del proyecto fue de 31.5 millones de pesos, entre la instalación de maquinaria, espacio y producción.

Las mascarillas de alta eficiencia constan de cinco capas de protección y filtración, hechas con tela sintética repelente (fibras de poliéster), material termoformable y múltiples capas de polipropileno (alta eficiencia en filtrado).