La constante variación en los precios de los hidrocarburos reflejados a lo largo de los últimos meses, causa estragos importantes al sector transportista, previendo que en caso de que los aumentos a las gasolinas sigan registrándose tardarían un par de años en alcanzar los niveles de utilidad hasta antes de la pandemia.
De acuerdo con la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, Aguascalientes es una de las zonas del país donde el precio por litro de diésel ha alcanzando uno de los precios más elevados, situación que ha venido comprometiendo a las empresas del mencionado giro.
Roberto Díaz Ruiz señaló que desde el comienzo de la pandemia se vieron en la necesidad de frenar drásticamente la movilización de mercancía diversa, aunado a que los precios en los hidrocarburos comenzaban a escalar de manera importante.
Aún cuando la eventualidad sanitaria pareciera ser que ya se está superando, los efectos de una economía afectada por la inflación están mermando que el sector transportista se encamine a una recuperación franca. El líder de Canacar, detalló que tienen identificados algunos obstáculos, principalmente por los elevados precios internacionales del petróleo y el exceso de regulaciones en las políticas energéticas y del autotransporte emprendidas por el mismo gobierno, especialmente el Federal. Lo anterior también se suma la falta de operadores y la inseguridad que se vive en algunas partes del país.
“Definitivamente tenemos que esperar la estrategia del Gobierno para frenar el alza a los combustibles. La incertidumbre de cómo amanece el precio por litro de diésel es de todos los días, lo que hace que se vea lejana la ansiada recuperación en el sector transportista”, indicó.