Casi un centenar de pacientes del IMSS que se encontraban internados por COVID-19, han sido dados de alta tras evolucionar correctamente, por lo que se encuentran en casa sin enfrentar mayores riesgos.

La última paciente recuperada es una mujer identificada como Diana, urgencióloga de la institución, quien permaneció internada en el mencionado nosocomio desde el pasado 13 del presente mes, sin embargo, 3 días después fue dada de alta luego de que la pronta asistencia médica contribuyó a su recuperación.

El director del Hospital General de Zona No. 1, Sergio Sánchez Estrada, invitó a la población a acudir al médico ante los primeros síntomas y reportar de inmediato las complicaciones de salud que pudieran enfrentar, al recordar que la atención profesional oportuna permite al personal de salud ofrecer mayores alternativas al enfermo.

“Diana no presentaba comorbilidades y su estado general de salud favoreció la recuperación, pero sobre todo se presentó al Módulo Respiratorio en cuanto notó que sus síntomas se agudizaban. Eso permitió darle atención oportuna y fue factor fundamental en su evolución. Por eso es de vital importancia que el paciente reporte los síntomas y su evolución, en cuanto se presenten”, expresó.

Por su parte, la mujer dada de alta no quiso dejar pasar la oportunidad para agradecerle a todo el personal del IMSS que la asistió en esos días, lo que le permitieron sobreponerse a la enfermedad. A través de un pizarrón y aún desde la cama hospitalaria, pidió hacer llegar su mensaje a médicos, enfermeras, camilleros, cocineras, personal de limpieza, administrativo y todos aquellos involucrados en su atención. La paciente platicó que se encontraba aislada en su domicilio cuando se agudizaron los síntomas, por lo que acudió al Módulo Respiratorio del HGZ No. 1, en donde un médico determinó su inmediata hospitalización.

¡Participa con tu opinión!