Al rendir su Primer Informe de Actividades al frente de la representación estatal del IMSS, Óscar Arturo Martínez Rodríguez especificó que el 2020 cerró con 321 mil trabajadores asegurados, 16 mil patrones y 49 mil pensionados.

Ante el director general, Zoé Robledo Aburto, y los representantes de los sectores obrero, patronal y gubernamental, señaló que un año marcado por una pandemia e incalculables efectos económicos, políticos y sociales en todo el mundo, puso a prueba los sistemas de salud, en organización, conocimiento, adaptación y capacidad.

Destacó que fue necesaria la reconversión hospitalaria, equipos de protección personal, módulos respiratorios, equipos de respuesta COVID, servicios de urgencias integrales, videollamadas a familiares, seguimiento médico domiciliario, atención universal y muchos otros conceptos, que se tradujeron en importantes aprendizajes.

Ayer, en el Teatro del IMSS, hizo hincapié en que los trabajadores en Aguascalientes son responsables de la recuperación de más del 97% de las personas que se han contagiado y en este momento se encuentran con vida; reconoció la labor incansable de médicos, enfermeras, paramédicos, intendencia y de todo el personal que están al frente de esta contingencia, y además, continúan con los servicios de carácter ordinario que no pueden dejar de ofrecerse.

Más de 900 mil habitantes de Aguascalientes se encuentran adscritos a una Unidad Médica del IMSS, es decir, “brindamos servicios de salud y seguridad social, a casi el 70% de la población, gracias al comportamiento del empleo”.

Para la atención de los usuarios, se cuenta con tres Hospitales Generales de Zona y una Unidad Médica de Atención Ambulatoria, que suman 510 camas censables y 369 camas no censables, 15 quirófanos generales, 3 quirófanos de urgencias, 4 quirófanos de tococirugía y 7 salas de expulsión; 12 Unidades de Medicina Familiar, que suman 311 consultorios, e infraestructura complementaria.

Gracias al esfuerzo del personal, en un solo día se otorgaron más de 6 mil 500 consultas médicas, 63 cirugías, 813 servicios de urgencias, 18 partos y más de 7 mil estudios de laboratorio, entre otros.

Durante esta emergencia sanitaria, el IMSS ha atendido a 9.7 de 10 personas contagiadas; la ocupación hospitalaria máxima alcanzada fue del 61.9%, en el pico máximo de la pandemia; 99 personas ameritaron intubación endotraqueal.