Renata Tarragona
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Es necesario impulsar el desarrollo de sistemas de captación de agua y aprovechar el temporal de lluvias para combatir la escasez del recurso y optimizar su uso en hogares e industrias en las ciudades, señalan expertos.
“Estos sistemas de captación sirven para ciudades del centro y sur del País que tienen bien definida una temporada de lluvias y que llueve una gran cantidad en esa porción del año”, señaló Manuel Salas, director general de Cipro, empresa de desarrollo en ingeniería para los sectores de Agua y Energía.
“Es hacer un uso de un agua que está disponible, no ensuciarla, sino captarla y utilizarla en las casas, en los servicios y en las industrias”, dijo.
Por ejemplo, el Valle de México, con una población de aproximada de 20 millones de habitantes, tiene una presión hídrica del 132.3 por ciento, ya que sus sistemas de abasto consumen más agua de la que pueden recargar, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, en inglés).
El especialista explicó que se trata de mecanismos que requieren poco mantenimiento y conectarse a los servicios del inmueble; la captación de agua tiene lugar en las azoteas, circula por un sistema de drenaje cuyas tuberías la conducen hacia filtros para quitar la materia orgánica que transporta, y, finalmente, llega a un depósito a modo de cisterna donde se almacena.
La compañía persigue que estos sistemas de captación y almacenamiento sean parte de los nuevos desarrollos en las ciudades, de forma que cada casa nueva los incorpore en su construcción para su uso en baños y lavadoras, por ejemplo, y sea mandatorio para las industrias incluirlos para no contaminar el líquido en el drenaje.