El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha tomado medidas en respuesta a las quejas de los propietarios de guarderías subrogadas en Aguascalientes, anunciando varias iniciativas para fortalecer su sistema. En la actualidad, el estado alberga 32 guarderías subrogadas que atienden a 5,700 niños. Este año se sumaron dos nuevas instalaciones a las tres que se inauguraron en 2023.
Para apoyar la operación de estas guarderías, el IMSS ha mantenido una cuota competitiva, ajustada anualmente según el índice de precios al consumidor y un incremento adicional vinculado al salario mínimo, lo cual ha resultado en un aumento del 37% desde 2019. Asimismo, se ha implementado un sistema de licitación pública para la asignación de guarderías, lo que asegura transparencia y equidad en los contratos.
Los niños en estas guarderías reciben cuidados que incluyen estimulación temprana, alimentación balanceada y un esquema de vacunación completo, que comprende vacunas contra la varicela y la hepatitis A. Según el IMSS, estos niños presentan índices de sobrepeso y obesidad inferiores al promedio nacional y un mejor desempeño académico en pruebas estandarizadas.
Para los proveedores en la frontera norte, donde los salarios mínimos son más altos, se ha establecido una cuota adicional. El Consejo Técnico del IMSS también ha autorizado un plan para aumentar al menos un 10% la capacidad de las guarderías para el final de la actual administración, ofreciendo contratos de cinco años para mejorar la certeza y continuidad del servicio.
Mauricio Hernández Ávila, director de Prestaciones Económicas y Sociales del IMSS, subrayó que el objetivo es asegurar una atención de calidad para los 250,000 niños que frecuentan estos espacios, beneficiando así a la niñez y a los trabajadores de México.