Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Vocero de la República, Jesús Ramírez, pidió al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) anular la orden del INE al Presidente Andrés Manuel López Obrador y su Gabinete de abstenerse a realizar propaganda gubernamental, previo a la consulta popular del 1 de agosto.
Esto, al considerar que es una medida retrograda, desproporcionada y de censura previa.
El coordinador de Comunicación Social impugnó ante el TEPJF la medida cautelar aplicada por el Instituto el 21 de julio.
“La resolución impugnada constituye el establecimiento retrógrada de un mecanismo de censura previa, al ordenar al Presidente de la República se abstenga de presentar, difundir, publicar y poner a disposición de la señal satelital, según corresponda en sus funciones, cualquier propaganda gubernamental.
“La autoridad violó los principios de legalidad, seguridad y certeza jurídica debido a que decretó una medida cautelar, bajo la figura de tutela preventiva, desproporcionada, injustificada, al pronunciarse sobre la existencia de actos futuros de realización incierta y que no sean eminentes”, indicó.
La Comisión de Quejas del INE aplicó una medida cautelar, en la modalidad de tutela preventiva, es decir, con la advertencia de que no se vuelva a repetir, luego de que en la conferencia del 19 de julio se expuso la ampliación de la pensión de adultos mayores.
Desde el 15 de junio, las autoridades de cualquier orden de Gobierno tienen prohibido hablar de obras o programas y realizar acciones “que vulneren los principios constitucionales de imparcialidad y neutralidad en cualquier espacio o medio de comunicación”.