Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Personal de hospitales estatales designados para atender posibles casos de Covid-19 advirtieron que tienen carencias básicas de protección y medicamentos, así como de instrucciones precisas sobre qué hacer si les llega un paciente positivo.
En Puebla, personal del Hospital de Especialidades del Instituto de Seguridad Social al Servicio de los Trabajadores del Estado reconoció que carecen de una zona de aislamiento para atender a posibles pacientes graves.
De los tres casos detectados hasta ayer, uno llegó a este hospital pero lo enviaron a aislamiento domiciliario. “Mientras permaneció aquí no se aplicó un protocolo más que uso de cubrebocas”, dijo un empleado.
Aunque en Sinaloa se confirmó uno de los primeros casos de contagio en México, doctores y enfermeras del Hospital General de Culiacán, designado para atender a pacientes con el virus, desconocen los protocolos de atención y advierten que no cuentan con cubrebocas o guantes de látex.
Grupo REFORMA constató cómo en el área de urgencias un médico le respondió a un paciente que mejor se fuera a su casa para evitar exponer a terceros y que, si sus síntomas aumentaban (dolor de garganta, irritación y dolor de cabeza), entonces sí regresara.
En Villahermosa, Tabasco, los posibles pacientes con coronavirus son atendidos en una carpa.
El módulo se ubicó en la banqueta del Hospital de Alta Especialidad “Dr Juan Graham Casasús”, donde un médico recibe a los pacientes que presentan gripe, tos o fiebre. La instrucción es sólo ingresar casos sospechosos a un área donde dicen contar con 57 camas habilitadas.
Aunque en Guerrero no se han confirmado casos, la Secretaría de Salud estatal informó que tiene designados cinco hospitales que serían utilizados para pacientes infectados en estado grave. Sin embargo, personal médico aseguró que se carece hasta de jabón y gel antibacterial.
Con información de Francisco Rivas, Manuel Rodríguez, Jesús Guerrero y Marcos Vizcarra