Pérdidas materiales incalculables y una gran movilización de los servicios de emergencias provocó un incendio que se registró ayer por la mañana en una fundidora ubicada en Ciudad Industrial.
A fin de evitar poner en riesgo la integridad física de las personas, tuvieron que evacuar más de mil trabajadores de otras fábricas aledañas a la empresa afectada.
Un aparente derrame de aceite fue lo que ocasionó el fuerte incendio en una fundidora de aluminio que se ubica en la calle José Barba Alonso, en Ciudad Industrial y hasta donde se trasladaron elementos del H. Cuerpo de Bomberos Municipales de Aguascalientes y Bomberos del Estado, además de Bomberos de la empresa Nissan Mexicana y personal de la Coordinación Municipal de Protección Civil.
De igual forma se presentaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes y de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, quienes tuvieron que desalojar a más de mil personas de las fábricas que colindan con la empresa que en esos momentos estaba siendo consumida por el fuego.
Durante poco más de una hora los tragahumo tuvieron trabajando hasta que finalmente lograron controlar y sofocar las llamas, aunque no se pudo evitar que toda la empresa quedara destruida en su totalidad, por lo que los daños materiales ascienden a varios millones de pesos.
Se estableció que al momento de iniciarse el incendio se encontraban ocho empleados trabajando en el lugar y los cuales trataron de sofocar las llamas, pero al percatarse que el fuego se había salido de control decidieron ponerse a salvo. Cabe destacar que del lugar se retiraron cuatro tanques de argón para gas y otros dos que contenían oxígeno industrial, los cuales afortunadamente no fueron alcanzados por el fuego.