Martha Martínez y Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La jugada de AMLO se cumplió. El Presidente impondrá como nueva Ministra a una activista de Morena.
Ante el doble rechazo de sus ternas en el Senado, Andrés Manuel López Obrador tuvo vía libre para designar de manera directa Lenia Batres Guadarrama como Ministra de la Suprema Corte de Justicia, en sustitución de Arturo Zaldívar.
Batres fue fundadora de Morena, era secretaria Adjunta de Legislación y Estudios Normativos de la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal y es hermana del Jefe de Gobierno de la CDMX, Martí Batres.
Anoche mismo, Lenia Batres rindió protesta como Ministra de la Corte y se se convirtió en la primera persona que es designada de manera directa por el Presidente de la República como consecuencia de que el Senado rechazó las dos ternas que el tabasqueño envió en el curso de las dos últimas semanas.
Cuando compareció en Senado, Batres Guadarrama rechazó que el Presidente pida servilismo a quienes aspiran a ocupar el cargo de Ministra.
No obstante, justificó que el Mandatario proponga a personas cercanas.
En una exposición plagada de críticas al Poder Judicial, sostuvo que lo que sí pide el Mandatario es la defensa de temas como la austeridad, así como el cumplimiento de la Constitución.
«No es al Presidente al que estamos respaldando, es a la Constitución, cuestión que nos parecen obvia a muchas personas, entre otras a su servidora», dijo.
«No pide servilismo, pide en realidad que queden ministros y ministras que defiendan en esos temas que se ha evadido, el cumplimiento de la propia Constitución».
«Nombrar a una ministra afín, militante y sin experiencia, muestra el poco respeto que le tiene AMLO al Poder Judicial y la poca importancia que le da a la división de poderes», reclamó Marko Cortés, dirigente nacional de PAN.
«Sin recato alguno y con la mayor desvergüenza AMLO designa a su empleada Lenia Batres como Ministra de la Corte. AMLO quiere una dictadura en México con todos los poderes subordinados al autócrata», lanzó el líder del PRD, Jesús Zambrano.