José Díaz Briseño
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.-Tras anunciar la reapertura paulatina de las fronteras terrestres con México y Canadá a los viajes no esenciales, la Casa Blanca anunció que la estrategia de exigir sólo las vacunas autorizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), dejando fuera CanSino y Sputnik, fue una decisión técnica.
«Esta es una política pública que fue determinada por nuestros expertos médicos», dijo un alto funcionario de la Casa Blanca a Grupo REFORMA sobre el tema de las vacunas que EU reconocerá para poder entrar tanto por vía aérea como por vía terrestre a todos los ciudadanos extranjeros con visas vigentes.
«Nosotros llevamos a cabo una respuesta a la pandemia guiados por ellos. Y ellos tomaron la determinación de que debería ser la FDA (Administración de Medicinas y Alimentos de EU) la que autorizara solicitar la lista de las vacunas de emergencia de la OMS. Y esa es la política que estamos impulsando», señaló.
En el País existen más de 13.2 millones de mexicanos a los que les fueron aplicadas dosis de las vacunas CanSino y Sputnik, lo que impediría que las autoridades puedan admitirlas a su territorio aún teniendo toda la documentación migratoria en regla para ingresar.
De acuerdo con el funcionario de la Casa Blanca, el Departamento de Estado será el encargado de publicar en los próximos días una guía en internet para viajeros sobre el tipo de comprobantes de vacunación específicos que serán aceptados dependiendo de los sistemas implementados en cada país.
«En poco tiempo, el Departamento de Estado pondrá a disposición orientación accesible y fácilmente disponible en línea (sobre los comprobantes de vacunación) para la planificación», dijo el funcionario.
Desde mediados de esta semana, la Casa Blanca ha asegurado que los responsables de checar el estatus de vacunación en los puntos de entrada en la frontera terrestre serán los oficiales de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), mientras que vía aérea serán las propias aerolíneas antes de abordar.
El funcionario señaló que en las garitas terrestres no han exigido presentar una prueba de no infección.
«Nunca hemos tenido un requisito de pruebas en la frontera terrestre. Entonces consistente con eso, no hay ningún cambio en esa política. Para los viajes aéreos, ya existe ese requisito».
–Muchos ciudadanos mexicanos, dado que viven tan cerca de Estados Unidos, se vacunaron en ciudades estadounidenses como Nueva York, Houston y otros lugares como turistas. ¿Honrará Estados Unidos tener la tarjeta de vacunación estadounidense para los turistas que hicieron esto?
«Nuevamente, habrá más orientación sobre cuáles serán los comprobantes de vacunación aceptados».
–¿Se prevé que Estados Unidos abra su mercado para aplicar aún más vacunas a cualquier extranjero en su territorio?
«No hay nuevo plan para vacunar a los extranjeros dentro de los Estados Unidos. Lo que diría es que ahora hemos donado un exceso de cerca de 200 millones de vacunas sin cargo al mundo entero, incluyendo creo que más de 5 millones de dosis a México. Eso es parte de una compra (que Estados Unidos hizo a los laboratorios) por más de mil 100 millones de dosis para el mundo. Por lo tanto, ciertamente estamos a la vanguardia en ayudar a vacunar al mundo».

¡Participa con tu opinión!