Marco Arellano
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- El triunfo y podio de Sergio Pérez con Red Bull dejó varios detalles que abonan más hitos a la carrera de 11 años del piloto mexicano en la F1.
Con su triunfo en el GP de Azerbaiyán del pasado domingo, ‘Checo’ alcanzó una marca inédita desde 2014, al ser el primer piloto que gana en la era híbrida con dos constructores, pues su anterior victoria, la primera, se produjo aún con Racing Point.
Otra marca que alcanzó el mexicano es que ha subido al podio con cuatro constructores en la F1 (Sauber, Force India, Racing Point y Red Bull), misma cifra que tiene Sebastian Vettel (Toro Rosso, Red Bull, Ferrari y Aston Martin).
Según reporta el portal motorsport.com, Pérez también es el primer piloto de Red Bull, que no sea Max Verstappen, que gana una carrera desde que Daniel Ricciardo se llevó en el GP de Mónaco en 2018.
En las dos victorias de Pérez, los Mercedes no aparecieron en los primeros cinco lugares y un francés subió al podio (Esteban Ocon en Sakhir y Pierre Gasly en Bakú).
Además, el piloto que salió en el lugar 11 de la parrilla fue segundo al final de la carrera (Ocon en Sakhir y Vettel en Bakú).
Otra coincidencia es que Max Verstappen se accidentó en ambos triunfos del tricolor.

“Estoy feliz”
Sergio Pérez regresó a las oficinas de Red Bull luego de su triunfo en el GP de Azerbaiyán y no llegó solo.
El piloto mexicano y el equipo austriaco ya preparan la siguiente carrera, para el 20 de junio en Francia, pero antes dejó el trofeo de ganador que le dieron en Bakú.
“Hola chicos, estoy muy feliz, estoy trayendo de vuelta el trofeo a donde pertenece, a nuestro equipo”, comentó ‘Checo’, en un video publicado en las redes sociales del equipo austriaco.